¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Reforma educativa: ciudadanía y preparación del alumnado.





Milagro de Calanda. Pintura.

     Ya está aquí. Era lo prometido en campaña y lo van cumplir. Las  novedades educativas  del nuevo gobierno del PP van ya a tomar cuerpo en estos meses para dar gusto, entre otros,  a muchas organizaciones educativas de carácter religioso católico que hasta ahora  se  han  manifestado en contra de unos cuantos contenidos curriculares de dudosa maldad. La primera norma a aplicar es la sustitución de la famosa  asignatura de la ESO denominada Educación para la ciudadanía por Educación cívica y constitucional. Suponemos los docentes que eso será porque  esta asignatura que se sustituye contenía una serie de temas, de los que se habló mucho en su día,  relacionados con a) el respeto a ejercer  las distintas opciones sexuales, en especial la homosexualidad, con sus derechos anexos,  y b) lo relacionado con la información sobre ingeniería genética y su, al parecer, difícil casamiento con la ética y la moral reinante. El resto del temario les aseguro que no puede ser el motivo, y si lo es, podemos asegurar que algo no les funciona en sus cerebros a los promotores de esta causa.
¿Ingeniería genética o photoshop? Es probable que dentro de poco no se sepa diferenciar.

     El triunfo de la inclusión de la moral católica más ortodoxa en la vida académica de la juventud española parece ser lo que más importa a las gentes conservadoras, incluso a algún político, tratando de relegar y arrinconar en la docencia avances en temas sociales y científicos que consideran se apartan de sus preceptos inamovibles. Con ello  supongo que se pretende que se ignore que gracias a  la aplicación de  novedades biotecnológicas y, por otro lado, la aceptación sin prejuicios de conductas sociales hasta hace poco muy discriminadas, fruto ambas de un gran esfuerzo investigador y de comprensión y respeto a la diversidad,  muchas personas de hoy en día  han podido elegir libremente, desde su condición sexual personal, un modo de vida que a nadie  debe, por el hecho de ejercerse en libertad, perjudicar, escandalizar ni influir. El pensar que las muy escasas  indicaciones en el temario de esa asignatura son perjudiciales  para la formación de los adolescentes, sobre todo respecto al valor que supone la consideración de  igualdad en todos los ámbitos de la vida a todas las tendencias sexuales,  está tintado de una extraña concepción vital, cuando no encubre una serie de deficiencias personales propias de mentes autoritarias y poco dialogantes. Y el propagar, como se ha hecho, que  esa puesta en valor es una incitación a la promiscuidad  sexual resulta, simplemente, delirante. El desliz freudiano que supone la admisión de la existencia de la homosexualidad y su práctica, y a la vez el no querer trasmitir a los educandos ninguna referencia formal respecto a los evidentes y respetables derechos sociales de los homosexuales, forma parte de una mediocridad intelectual que no es ajena a ciertos colectivos de personas que,  cual rebaños, prefieren un autocastrado intelectual antes que enfrentarse a la realidad social, lo que incluye en algunos casos el ocultamiento,  con vergüenza, de sus propias e impuras, según ellos, inclinaciones. Por supuesto que muchos de los defensores de la eliminación de esos contenidos negarán tajantemente cualquier argumento que refuerce la idea de que se eliminan por puros prejuicios y temores sexuales, pues lo edulcorarán con la más empalagosa de las prosas para que nadie advierta que es por algo tan sencillo. En eso hay que reconocer que son auténticos maestros, pues  no  hay que olvidar que llevan más de 2000 años viviendo de la palabra. Además de las cuestiones de naturaleza y tendencia sexual, las otras antes citadas,  referentes a temas de avances y aplicación de técnicas  biotecnológicas,  es otro de los grandes caballos de batalla de estos  guardianes de la única moral  que parece ser que quieren permitir que exista en esta sociedad. Con su ocultación académica se evitará  comprender cómo es posible  desde la ciencia utilizar los conocimientos genéticos para  la prevención y curación de muchas enfermedades a través del acervo genético humano, lo que puede llevar también a una selección embrionaria adecuada, si procede,  como resultado reproductivo.  ¿No se tiene derecho a saber en lo que se investiga? ¿Es que se va a reducir el gasto en investigación en esos "temas"?


Matrimonio homosexual

     Y, en segundo lugar,  una cosa son estos cambios de contenidos encaminados a eliminar, según ellos y paradójicamente, el adoctrinamiento,  junto a los que puede unirse la modificación a tres cursos del bachillerato y se puede estar más de acuerdo, y otra muy distinta la que ya se ha empezado a oír de nuevo de que esas reformas son totalmente necesarias para evitar en lo que se pueda el impresionante bajo nivel académico con el que los jóvenes  llegan a la universidad. Vuelta a lo mismo. Es algo que ya huele demasiado mal. ¿Es necesario repetirse tanto? Los que lo dicen son gente mayor formada, "intelectuales", periodistas, economistas… ¿Tan mala memoria tienen? ¿Qué quieren encubrir?  Lo he comentado en este blog en más de una entrada, y es que esos que tanto critican el nivel académico preuniversitario, ¿se acordarán  del "nivelazo" con el que ellos llegaron a la universidad? Materias como tecnología, informática, mecánica, dos idiomas, o ciencias medioambientales, sencillamente, no existían, aunque desde luego sí estaban entre sus concienzudos estudios que acreditó su buen nivel algo tan  necesario como Formación del Espíritu Nacional (FEN) como muchos recordarán. ¿Resistirían las "preguntitas" del tan manido e injustamente supervalorado Informe Pisa estos lumbrerones? Yo estoy seguro de que no. ¡Son esos los que se quejan de cómo llegan ahora los estudiantes! Ahora, eso sí, si hay que despotricar de lo mal que se ha hecho en esta sociedad en los últimos años que deja que sus maravillosamente bien preparados jóvenes universitarios tengan que marchar al extranjero a trabajar (seguro que han oído este comentario), son también  los primeros en hacerlo argumentando que ¡qué lástima que gente tan bien preparada tenga que marcharse fuera!  La preparación que no obtuvieron en la ESO y Bachillerato la consiguen, al parecer, durante los años de estudio especializado en una facultad universitaria. ¡Asombroso! Está claro que en algún momento se ha producido el milagro (en el que no tienen inconveniente en creer, claro) pues si llegaron a la universidad mal preparados y salen  de allí como para que se los rifen en el extranjero para trabajar…  En fin, es como para reírse del milagro de Calanda en comparación con esto, en el que la intervención de la Virgen del Pilar hizo que  volviera  a tener pierna un lugareño después de haberla perdido en un accidente. Pues aquí se hacen milagros parecidos o mejores  a ese, en versión académica, por cientos, en cada promoción universitaria. ¿En qué quedamos? Es muy desconcertante,…veremos qué pasa. Pero bueno, esto es lo que ha querido el electorado y hay que acatar lo que, democráticamente,  a partir de ahora se nos dicte y haga ejercer a esta comunidad educativa docente.

1 comentario:

  1. Seguro que podrás comentar algúna reforma más a lo largo de esta legislatura, que las habrá. Te comento que en Ademuz desde la dirección han suspendido todas las excursiones,fiestas de carnaval, navidad, fin de curso... que estaban programadas porque no saben si este año recibiran lo que pertenece por alumnado y como forma de oponerse a los recortes educativos. Digo yo ¿conseguiran algo con estas medidas internas? a perder siempre los niños. ¿por que no se ponen igual de drásticos cuando un profesor solo se incorpora el primer dia de clase, el último de Navidad, el de Pascua y así se pasa el curso entero ¿porque entonces somos los padres los que se tienen que poner en pie de guerra???? Supongo que todo depende del lado en el que se miran las cosas ¿no?. ¿tú que opinas?

    ResponderEliminar