¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

sábado, 7 de enero de 2012

El "mármol" de Vallanca (Rincón de Ademuz, Valencia)

              
"Mármol" de Vallanca (Valencia)

               Vallanca es una pequeña localidad situada en el Rincón de Ademuz, comarca valenciana del interior,  entre las comunidades de Aragón y Castilla La Mancha. Desde hace unos meses se explotan en sus cercanías unas canteras de “mármol” por la empresa Levantina, fundada en 1959 y en activo desde entonces , que ya tiene puestos en marcha  más de 68 puntos de extracción de rocas ornamentales por toda la geografía peninsular,  exportando diferentes tipos de rocas a numerosos países.

Rincón de Ademuz (Valencia).

                Desde un punto de vista geológico la zona  se encuentra en la zona terminal, al sur, de la depresión Calatayud-Teruel-Mira, en la que predominan y  la rellenan los depósitos sedimentarios de la era terciaria. Estos  afloran en la zona  sin aparente deformación tectónica,  especialmente las  arcillas, margas y calizas que adoptan una estratificación horizontal y casi siempre discordantes sobre materiales de la era secundaria,  en concreto del jurásico y cretácico, que son los que enmarcan los márgenes y límites de esa depresión. Esos materiales terciarios son del mioceno y plioceno basal en su mayoría, destacando los del mioceno superior (del  Vallesiense y Turoliense) que abarcan desde hace no más de 12 hasta los 5 millones de años. De esta edad son los materiales calcáreos correspondientes a facies medias y externas o distales de los grandes abanicos aluviales que en esa época rellenaron la cuenca, desarrollando zonas lagunares de no mucha profundidad donde pudieron depositarse los carbonatos cálcicos que dieron posteriormente a los “mármoles” que nos ocupan.


Vista desde la cantera de Vallanca de la zona final de la Depresión Calatayud-Teruel-Mira. Al fondo a la derecha el pico con nieve del Javalambre. En el centro de la foto el monte piramidal jurásico llamado "El Puntal del Mediero", en Torrebaja.

                El mármol es una roca metamórfica que procede del metamorfismo intenso, por incremento de presión y temperatura, de calizas. Las calizas suelen presentar impurezas químicas que son las causantes de las coloraciones y veteados que suelen presentar los “mármoles” que todos conocemos. Geológicamente el auténtico mármol  es el que presenta una cristalización en granos equigranulares, finos o muy finos, de caliza pura, siendo de color blanco. Hay muchas rocas de gran belleza y vistosidad que se denominan “mármol” cuando en realidad son calizas marmóreas.  Por otro lado se oye muy a menudo la denominación “travertino” refiriéndose a calizas travertínicas, que son formadas en áreas fluviales o fluviolacustres con abundante vegetación. El agua muy cargada de carbonato cálcico permite que esta sal  precipite en torno a las estructuras vegetales, que al sedimentarse y amontonarse en el fondo da lugar a una masa oquerosa carbonatada de diversos colores y tonalidades. En ellos es fácil distinguir restos de vegetales que facilitaron la precipitación del carbonato, y restos de organismos, especialmente gasterópodos y otros moluscos. Pues bien los “mármoles” de Vallanca deben interpretarse como procedentes de una formación híbrida entre los dos procesos anteriormente descritos. Las zonas palustres en las que se depositaron las calizas del mioceno superior lo hicieron en áreas con vegetación suficiente como para dar unos niveles estratigráficos con apariencia más travertínica que otros. La compactación diagenética posterior, por depósito de abundante material, da lugar a un endurecimiento y un ligero aspecto en bandas de semicristalinidad de la roca que permite una extracción de grandes y consistentes bancos pétreos, de colores que van del blanco al  marrón claro (crema) que es el que puede usarse con fines industriales.

Frente de extracción en la cantera de Vallanca.

La cantera excavada en las calizas miocenas de la depresión.

Vista parcial. Cantera de Vallanca.
 En primer plano bloques de "mármol".
Además de estas consideraciones geológicas creo que puede resultar útil hacer  una reflexión respecto a la repercusión medioambiental que puede tener la extracción de la roca de Vallanca. Resulta extraño que hasta la fecha no se hayan oído, ni siquiera por la zona, las voces habituales de protesta ecologista respecto a la extracción de roca, con el consiguiente desmantelamiento de cobertera vegetal  del ecosistema  de los alrededores. Y no creo que sea por no enterarse pues es "vox populi"  en toda la comarca. Si se dan un paseo por los alrededores de la cantera podrán comprobar que la agresión medioambiental es importante y que el impacto ecológico que está generando la extracción del material es  considerable. Esto no hay quien lo dude, aunque no se hayan pronunciado los grupos ecologistas por ahora. Pero ¿qué hacemos con ese recurso mineral? ¿Es conveniente sacarlo de las entrañas de la naturaleza? ¿Lo dejamos ahí por no generar impactos ecológicos?

Caliza marmórea de Vallanca.

Frente de extracción de roca.

Entrada a la cantera de la empresa Levantina.

Sección sur de la formación de calizas del mioceno superior en las que se encuentra localizada la cantera de "mármoles" de Vallanca. Al fondo, el pico Javalambre.

 Esas y otras muchas preguntas nos las podemos hacer sin tener en cuenta el interés económico del empresario que interviene, ni la influencia socioeconómica que pueda ejercer en los escasos habitantes  de los pueblos circundantes. Desconozco la repercusión económica y social que está ejerciendo esta actuación minera en la comarca, y sería muy justo pedir que sí la tuviera, pues el recurso minero se  extrae de su territorio. Pero ecológicamente el destrozo está servido. Y a falta del tradicional folklore de grupos ultraconservacionistas debemos adoptar una postura sensata, clara  y  coherente entre nuestras ideas medioambientales y el concepto de desarrollo social y calidad de vida. ¿Debemos renunciar a su extracción para preservar ecológicamente su entorno? ¿Puede explotarse esa cantera sin alterar el ecosistema? ¿Es aceptable y necesario extraer el “mármol” de Vallanca? Todos tenemos una respuesta.

Superficie de calizas del mioceno superior. A la derecha instalaciones de la cantera de calizas marmóreas de Vallanca. ¿Impacto ecológico?

19 comentarios:

  1. Según la declaración de impacto ambiental de la cantera (Expediente: 121/06, que se puede ver en la Resolución de 5 de mayo de 2008, de la directora general de Gestión del Medio Natural [2008/6934] la empresa tiene que usar el estéril en un 80% para rellenar el hueco, con una fisiografía similar a la original. Lo que reduciría la agresión medioambiental realizada en los primeros años. Es lo que se llama restauración.
    Además la empresa tuvo que realizar un estudio que duró más de un año para evaluar la afección al ecosistema, en concreto al hábitat de la Alondra Dupont, que se encuentra por estos parajes. Su resultado, que: que la cantera no afectaría a la pervivencia y supervivencia del ave.

    ResponderEliminar
  2. A Anónimo:
    Gracias por tu aportación. Está claro que cualquier "obra" de este tipo pasa por una EIA (Evaluación de Impacto Ambiental) obligatoria. Y que ha superado con éxito las condiciones ambientales allí determinadas. Eso incluye la restauración paisajística del lugar y del entorno. Todos de acuerdo. Pero eso se hace en cualquier obra pública o privada y genera controversias. Por ejemplo, la EIA de la autovía Teruel-Cuenca y la ampliación o modificación de la carretera a su paso por Libros se echó abajo, entre otras cuestiones, por defender en el ecosistema circundante una planta esteparia endémica de la zona que ningún lugareño conocía, como esteparia es también la alondra "Dupont". En Libros cortaron la carretera varias veces las personas del pueblo y otras, de fuera del pueblo y muy sensibles ellas con la ecología, ni aparecieron por allí a solidarizarse con las alondras humanas de Libros, que tienen que sufrir a diario una carretera infernal. Me quedo tranquilo con asegurar la supervivencia de la alondra en Vallanca pero ese recurso minero tiene que ser obtenido para el bien de todos. Creo que estaremos de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Enrique: He leído con suma atención el artículo y me parece impagable tu aportación, pues los temas medioambientales son y serán cada día más cruciales, lo que contrasta con la escasa formación que los ciudanos de a pie tenemos al respecto... De estos materiales marmóreos ya habló Cavanilles cuando pasó por aquí a finales de verano de 1792; y lo raro es que no los hayan explotado antes... Al final del post haces unas preguntar que van más allá de lo retórico, pero que yo no me atrevería a responder: los seres humanos llevamos alterando el medio ambiente y los ecosistemas casi desde el primer momento en que aparecimos sobre la tierra; sin embargo, creo que en el momento histórico es cuando más se ha cuidado su preservación -aunque creo que con la Ley en la mano (léase estudios de impacto ambiental) nos siguen tomando el pelo-: véase lo de la hermana alondra de Vallanca y la estaparia planta de Libros... Desde mi ignorancia, estimo que debe ser muy difícil explotar una cantera y preservar el medio ambiente. Repecto a la última pregunta, para responderla habría que saber qué beneficios económicos y de otro tipo proporciona la mina de "marmol" de Vallanca al municipio y a la comarca... En todo caso, recibe mi personal agradecimiento por ilustrarnos sobre estos temas tan sensibles, y suceptibles de politización. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alfredo. Valoro enormemente tus agradecimientos, pero no, no es desde tu ignorancia, sino desde tu conocimiento y preocupación intelectual cuando puedes estimar que es difícil explotar una cantera y preservar el medio ambiente. Son conceptos excluyentes, pero puede explotarse una cantera, construir un puente o una carretera por Libros procurando alterar lo menos posible el entorno, pero dejarlo inalterado es totalmente imposible, por muchas restauraciones del paisaje que se hagan. Pero así es la vida de los humanos, a costa de la naturaleza, aunque tenemos que hacer lo posible por respetarla al máximo.
    Muchas gracias, de verdad, por tus palabras. ¡Así da gusto!
    Un saludo...

    ResponderEliminar
  5. lo pondre en mi facebook, es lo mejor que puedo hacer para mentalizar a la gente y, si alguien sabe algo mas que nos lo diga,

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos! no entiendo el porque tanta oposicion a la mina, si ha superado una evaluacion de impacto ambiental y tiene todos sus permisos en regla y nos proporciona puestos de trabajo en la zona no entiendo el porque oponerse, actualmente estoy parado sin trabajo ya mas de un año con una familia a la que mantener, sin nigun ingreso economico en casa y al igual que yo muchas familias mas del rincon de ademuz, uds los que tanto se oponen a la mina por que antes de oponerse primero se preocupan de buscar una solucion al paro de la comarca y despues una vez solventado el problema sigan con su lucha la cual no entiendo, seguro que todos uds usan medios de transporte que contaminan, seguro que algunos de uds tienen marmol en sus domicilios,seguro que uds tienen un salario que aportar a sus familias, seguro que uds hacen uso diariamente de productos contaminantes o que alteran algun medio, yo creo que se puede buscar el equilibrio entre el ecosistema y las explotaciones mineras, o los humanos tambien estaremos en peligro de extincion en el rincon de ademuz.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Anónimo:
      Agradezco tu comentario respecto a esta entrada de las minas de Vallanca. Estoy seguro que se puede encontrar, como dices, un equilibrio entre conservar el ecosistema y las explotaciones mineras. Siento si se ha entendido otra cosa, lo que deduzco a juzgar con lo que has puesto, pero pienso que el principal organismo a defender en un ecosistema es el ser humano. Estoy de acuerdo con lo que expones en tu comentario, por lo que te recomiendo que a los que dicen otra cosa respecto a la pertinenecia o no de explotar el mármol de Vallanca le expongas las mismas y tan acertadas ideas que cuentas aquí. Mucho ánimo, suerte laboral, y ya sabes con quién puedes contar en tus reivindicaciones. Un saludo.

      Eliminar
  7. Es una pena saber, o creer, que es tan fácil estafar al ciudadano de a pie cuando tiene necesidad de seguir empleándose por cuenta ajena (por que hoy en dia no hay alternativa). Mas aun cuando a costa de una pequeñísima parte de los beneficios de un recurso natural, los propios lugareños ponen en peligro la Naturaleza y el equilibrio ecológico de la zona.
    No sé hasta que punto puede afectar la extracción del mármol al Bohilgues, pero imagino que el agua utilizada no irá a ninguna depuradora y todos sabemos que el agua, contaminada o no, siempre busca su cauce. Cabe decir que en el río no está la Alondra ricotí, pero sí el barbo colirrojo y la trucha común, ambos en peligro de extinción.
    Sí, la gente de cualquier lugar tiene todo el derecho y el deber de seguir poblando estos bonitos pueblos de interior, pero ésta estafa por parte de una gran empresa de ofrecer el oro y el moro a los paisanos de un lugar concreto por un recurso natural SUYO, se ve ahora en Vallanca, se ve en Los Serranos, se ve en toda la península, en toda Europa y en todo el mundo. No se está llevando a cabo un aprovechamiento, se está realizando un EXPOLIO.
    Independientemente del tiempo que puedan ofrecer trabajo a unas pocas personas (también habría que ver en qué condiciones), el valor del mármol extraído seguro que será mucho mayor del que finalmente puedan ver en el pueblo. Es lógico pensar que Vallanca no va a ser una excepción a la norma que marca la pauta del poder corporativista del Capitalismo salvaje que reina ahora también en Europa. A Vallanca ya ha llegado el parasitismo económico.
    Pan para hoy, hambre para mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Ximo. Hola. Muchas gracias por escribir este comentario. No sé muy bien qué nivel de conocimientos sobre ecología puedes tener, pero deduzco por tu escrito que tienes una gran sensibilidad medioambiental, lo que es un elemento importante para poder discernir en cuestiones ecológicas. Espero y deseo que este comentario que te hago no teparezca una clase teórica, pues por deformación profesional tiendo a hablar en términos académicos. Verás, Absolutamente todo lo que hagamos en la naturaleza crea o genera un impacto ecológico. Lo que tenemos que hacer es dejar la huella ecológica más reducida que se pueda, pero no renunciar a obtener los recursos naturales de nuestro entorno. Estoy convencido que te mueves por el Rincón con coche, o habitualmente lo utilizas, lo que genera un impacto contaminante, que unido a los demás, hace que nos estemos “cargando” el planeta. ¿Dejarás de usarlo para colaborar en mejorar esto? Me imagino la respuesta. Si me lo permites puedo recomendarte que no seas extremo en tus valoraciones sobre lo que llamas el Capitalismo salvaje, pues ya llegó hace mucho tiempo a Vallanca, como dices, con toda su carga de cosas malas, pero para dejar limpio el río Bohilgues de lo que se tira allí, y no solo el agua sucia de las minas, hacen falta máquinas producidas y diseñadas por ese “capitalismo” del que se abomina. Tenemos que procurar llegar a una posición de utilizar recursos y respetar la naturaleza, pero ese respeto no es “no tocar” nada de la naturaleza, pues de ser así, todavía viviríamos en cuevas y abrigos, como los prehistóricos. Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola Enrique, ¿has leído bien el comentario?. Claro que estoy de acuerdo en que hay que aprovechar los recursos naturales y que, lógicamente, cualquier aprovechamiento tiene un impacto ambiental por pequeño que. Fíjate si estoy de acuerdo que incluso soy técnico en gestión de recursos naturales.
      Espero que me entiendas. No sé si lo conseguiré, pero lo que intento explicar es a Vallanca ha llegado, a pequeña escala, lo que ya ha llegado a otros países del tercer mundo, ricos en recursos naturales pero extremadamente pobres económicamente. ¿Cómo es posible que teniendo esos recursos la población sigue en la miseria?, pues seguramente tú lo sabrás mejor que yo.
      Ése es el Capitalismo salvaje del que hablo. Ése al que poco le importa el medioambiente y las personas y tanto el máximo beneficio económico. Ése que mantiene secuestradas las patentes de vehículos no contaminantes y nos obliga a contaminar para desplazarnos.
      Sabemos todos que la empresa Levantina, si quiere competir en el mercado mundial para seguir siendo "líder mundial en piedra natural" como pregona en su web, lo hará a costa de quien sea y lo que sea.
      No nos sigamos engañando, ése Capitalismo salvaje que está destruyendo la Democracia y el estado del bienestar en Europa, también está destruyendo el medioambiente.
      A Vallanca no ha llegado la madre Teresa, a Vallanca ha llegado una gran empresa con ansias de beneficio.
      Saludos.

      Eliminar
    3. Hola otra vez. Gracias por tu respuesta y comentario. Sabiendo tu calidad profesional puedo hablar de otra manera. Creo que una cosa es el capitalismo salvaje del que hablamos y otra el impacto ambiental que genera en Vallanca la mina de "mármol". Está claro que la empresa lo que quiere es ganar dinero con los mínimos gastos y, por imposición legal, cumple , espero, los preceptos medioambientales para poder explotar el recurso. El impacto ambiental se genera con o sin trabajadores de la zona. Si la comarca sigue pobre es por la razón, respecto a la mina, de que ya no hay nadie jóven que pueda ser mano de obra: con pocos empleados, debido a la tecnología, es posible explotar el material. Otra cosa es que se puediera exigir a las empresas que se instalan en la zona una compensación en servicios e infraestructuras para beneficio de pueblo, que sería deseable, desde luego, pero el impacto no dejaría de existir. Estamos de acuerdo en que los que secuestran las patentes para vender coches a gasolina hasta que quieran ellos son unos delincuentes medioambientales, pero creo que poco tiene que ver con la explotación de la cantera tal y como se está haciendo. Técnicamente creo que es la forma correcta. Socialmente habrá tenido que recurrir a personal cualificado para ejercer la labor de extracción; y ecológicamente quiero que cumpla los preceptos de Evaluación de impactoa mabiental que son necesarios para conceder una explotación. Aunque fuera ahora la madre Teresa a Vallanca no sé muy bien a cuántos encontraría por la calle para poner tiritas o lo que hiciera esa señora... Creo que debemos conformarnos con aceptar la extracción de calizas, con todas las garntías exigibles, y después reivindicar los derechos de la zona alos beneficios. Bueno, que me alargo. Un cordial saludo.

      Eliminar
    4. saludos! no se si reir o llorar despues de ver tus comentarios Ximo.
      creo que no sabes lo que hablas ya que la mayoria de tus comentarios carecen de fundamento con respecto a la explotacion de vallanca. ni contamina rios,ni pone en peligro el equilibrio ecologico de la zona, levantina es una empresa 100x100 legal y no estafa a nadie ni ofrece el oro y el moro,simplemente ofrece puestos de trabajo y unos productos en el mercado a nivel mundial, levantina no expolia,vallanca no esta en la miseria como citas anteriormente,simplemente la comarca al completo del rincon de ademuz desafortunadamente esta alejada de nucleos industriales y si añadimos la actual crisis pues la situacion aun empeora mas,por eso debemos recibir con los brazos abiertos el proyecto de levantina.
      levantina no tiene nada que ver con esas empresas que citas que compran patentes de vehiculos ecologicos ni nada por el estilo,levantina no nos lleva al capitalismo salvaje y a la destruccion del medio natural que tambien has citado anteriormente,
      se nota que en tu situacion actual no careces de ningun producto de primera necesidad y que tu situacion economica es solvente de lo contrario no hablarias asi.

      un saludo a todos att: toni

      Eliminar
  8. Hola compañeros. Bueno, creo que habéis dado en el blanco. Soy joven y parado (me quedan 3 meses de 4 de paro que me concedieron) con casi 30 tacos y en casa de mis padres. Trabajé en 2010 en la brigada de emergencia de Ademuz durante la temporada de verano. Como me gustó el lugar, me quedé. No encontré trabajo en la comarca y recortaron el presupuesto para brigadas, con lo cual no me quedó otra que volverme a la urbe con mis padres. Estuve viviendo en el Rincón y sé en primera persona lo mucho que cuesta encontrar un trabajo en la comarca, yo no econtré ni un solo jornal en seis meses que estuve acabada la brigada. Confieso que yo mismo fui a hablar con la AEDL de Vallanca para preguntar qué había que hacer para optar a un puesto de trabajo en la cantera.
    Pero nada de esto quita para que yo pueda expresar lo que pienso sincera y líbremente. Claro que es necesario que la gente de allí tenga trabajo, pero desgraciadamente hoy en día, sea un ayuntamiento o una persona, tiene que recurrir a una gran empresa (con grandes empresarios afortunados) para poder tirar p'alante.
    También todos sabemos que la empresa , sea lo verde que pretenda ser, está dentro de un libre mercado y tiene que ahorrar en el coste de extracción para poder competir: es fácil aceptar peores condiciones laborales cuando no te queda otra opción, o no cumplir la empresa con la legislación ambiental, ya que el Estado tiene que facilitarle las cosas para que siga funcionando.
    Yo no tengo la solución para parar esta carrera de ratas ni para que la brecha económica en España no siga creciendo, pero sí que sé que crece y Levantina no es una cooperativa ni mucho menos, y se va a aprovechar de mi, de ti y del medioambiente. Y sé que tengo que trabajar y no importa dónde por que si no, no como.
    Y todos tenemos que seguir la rueda porque sino, nos chafa. A no ser que empecemos a tomar conciencia de cómo funciona este Sistema y lo digamos sin tapujos, eso sí, siendo la mayoría para poder empezar el cambio hacia ése otro mundo posible mas justo y mas limpio. Ojalá el impacto ambiental sea el mínimo posible y en Vallanca no hayan parados, ojalá! pero este Sistema no es de color de rosa, y todos lo sabemos.
    Salud!

    ResponderEliminar
  9. Ah Toni, aclaro el malentendido. Decía que en la miseria están los paises del tercer mundo, no Vallanca.

    ResponderEliminar
  10. hola estoi un joven de 32 y tengo 3 hijos solo me qeda unos 3 meses dela ajuda del paro y nou trabaco nada vivo en ademuz y tengo qe pagar aqiler y nou me ega dinero soi una persona muy trabajador y muy serio porfavor aiudame para tener y eu trabajo grasias. 622 595 742

    ResponderEliminar
  11. hola soi un joven de 32 y tengo 3 hijos vivo en ademuz y tengo qe pagar aqiler y no me ega dinero y meqeda 3 meses dela aiuda del paro soi una persona muy trajdor y muy serios porfavor aiudame para encontrar trabajo en la mina nr 622 595 742

    ResponderEliminar
  12. Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
  13. Tendrias que actualizar las fotos del estado de la cantera para poder evaluar el impacto medio ambiental y ver si la empresa va cumpliendo con las nomas medioambientales.
    De todas formas enhorabuena por el trabajo que has hecho.
    Un saludo J.R.

    ResponderEliminar
  14. chorradas la mina proporciona puestos de trabajo y la alondra esa es del tamaño de un raton. Asi que le den por culo sera mas importante ke vivan barias familias al pajarracaco

    ResponderEliminar