¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

lunes, 15 de enero de 2018

La Geología de Aragón, 40 años después.



Bardenas reales, Aragón/Navarra.
 
     En este mismo blog realicé una entrada referente al libro publicado por Leandro Sequeiros y Eladio Liñán en 1978 titulado “Geología de Aragón, rocas y fósiles” http://dejadmevivir.blogspot.com.es/2012/02/un-libro-de-rocas-y-fosiles-de-aragon.html. Estos dos profesores de paleontología de la Universidad de Zaragoza de entonces, con quienes mantengo todavía una buena relación, iniciaron con ese trabajo una de las primeras obras de divulgación científica que se realizaban de esas materias en tierras aragonesas. En un periodo de tiempo complicado socialmente en España (recién estrenada la democracia)  estaba casi todo por hacer en temas tan poco llamativos y aparentemente de “escasa utilidad” para muchos  como eran la Geología y la Paleontología. En ese artículo reseñé  la positiva valoración que entonces se hizo en el ámbito universitario del acercamiento de las ciencias geológicas a la sociedad que se pretendió hacer con esa publicación.
     Hoy en día, y 40 años después, y con un departamento de la universidad dedicado a la docencia e investigación geológica totalmente consolidado, creo que es necesario hacer un pequeño esfuerzo en recordar y valorar de nuevo, con agrado  y reconocimiento, el pequeño paso que se dio entonces y que sirvió, sin duda, a que la valoración de la geología aragonesa sea lo buena que es hoy. Aunque esto no siempre ha sido así.
     Hace solamente dos años que la educación preuniversitaria ha recuperado  la asignatura de Geología como materia examinable en las pruebas de acceso a la universidad. Durante varios lustros fue casi borrada del mapa curricular y relegada a ser una simple materia optativa, la cual muchos de los alumnos que la cursaban en 2º de bachillerato elegían como última opción o como relleno académico de sus estudios. En este segundo curso en el que la Geología compite en igualdad de importancia con las tradicionales asignaturas  científicas, el alumnado que la elija para ser examinado de ella en las pruebas de acceso  deberá someterse a un examen  en el que el rigor necesario para cualquier otra asignatura científica estará presente aquí también. Para ello, y desde la coordinación de la universidad, se ha diseñado con mucha celeridad  y eficacia una  amplia batería de preguntas- tipo que pueden servir de orientación a todo el profesorado aragonés que imparte Geología en el bachillerato. Ajustándose al modelo  de prueba que las autoridades educativas proponen/imponen a través de la ley se ha podido diseñar un nutrido repertorio de preguntas ajustado a los bloques temáticos establecidos, propio de las distintas especialidades  geológicas, y que abarcan una amplia serie de contenidos  que se exigen hoy en día para poder entrar en la universidad  y cursar el grado de Geología.
     Si los autores del libro arriba citado supieran los conocimientos que hoy en día se exigen de Geología para entrar en la universidad quedarían profundamente asombrados del alto nivel que deben tener los jóvenes actuales de 18 años en todas las materias y especialidades  geológicas.  Nivel que ni en sueños pudimos soñar nosotros cuando empezamos la carrera hace 40 años. Y aunque la tendencia social  desde hace años es hacer  críticas fundamentadas en lo mal preparados que llegan los alumnos ahora a la universidad, la constatación de una gran exigencia  para entrar a geológicas, aunque siempre es discutible, permite hacer llegar a la universidad  personas preparadas y  comprometidas con la Geología que podrán exigir, a su vez, una mayor implicación y dedicación del profesorado universitario   en busca de una cada vez más adecuada calidad de la docencia.
     Por eso, cuando en los institutos enseñamos, ya casi como una reliquia, ese primer libro divulgativo de la geología aragonesa, pedimos que se trate con el mayor de los respetos. Que un libro con evidentes escasos recursos tipográficos, y con cándidos dibujos, figuras y mapas hechos a mano casi todos por los autores, es la base documental de la que muchos partimos en esos convulsos años de finales de los 70 para aprender geología. Y además, si se compara con los medios actuales, resulta una prueba más del cambio brutal que la enseñanza de esta materia ha sufrido en las últimas cuatro décadas. Como una vez me dijo uno de los autores de ese libro, Leandro Sequeiros, en un puzzle de muchas piezas, con que falte una sola,  aunque se vea muy completa la imagen del mismo,  no estará completo el puzzle. Igual pasa con el recorrido que ha hecho la geología aragonesa en estos 40 años. Ese libro debe estar, y desde luego en lugar preferente, en nuestro inmenso  puzzle  geológico aragonés.
 

 Liñán, E. ; Sequeiros, L. 1978.  Geología de Aragón. Rocas y fósiles. Colección Básica Aragonesa, nº 8. Guara Editorial, Zaragoza. 124 págs.