¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Carril bici.


Carril bici.

Una de las actuaciones ecológicas mejor consideradas por el público en general es la de reivindicar la instalación y utilización  del famoso “carril bici”. Estos carriles han ido surgiendo en nuestras ciudades desde hace unos cuantos años aprovechando para su implantación la realización de nuevas calles o amplias avenidas en las que, paralelas a las aceras para peatones, se diseña una franja para la circulación de personas que se desplazan en bicicleta. No ha sido fácil el conseguir la colaboración de ayuntamientos para que se incluyeran en las partidas presupuestarias para el arreglo o ejecución de nuevos diseños urbanos, el trazado de carriles bici.

Poco a poco se van consiguiendo, y con una relativa poca inversión se acallan las reiteradas llamadas de atención de sensibilizados grupos de ciudadanos que sienten la necesidad de colaborar con la conservación del medio ambiente aportando su granito de arena yendo, sobre todo por la ciudad, en bicicleta. ¿O será por otra causa menos ecológica? Se habrán fijado que a los polígonos industriales que rodean las ciudades van muy pocos a pedales, y en las poblaciones de calles con muchas cuestas, como Segovia, La Coruña, Ávila, o Santa Cruz de Tenerife, tampoco se ven muchos carriles de este tipo. Sería de desear que los habitantes de esas ciudades con calles tan pendientes desarrollaran poco a poco esa sensibilidad ciclista, y es más, que todos reivindicaran unos carriles que no fueran reproducciones de las calzadas para vehículos a motor. ¿Qué necesidad hay de pedir carriles bici asfaltados, pintados y con semáforos especiales para ellos? ¿No es esto una contradicción con lo que se pretende aparentar de sensibilización y  respeto hacia el entorno?


En este sentido cabe destacar la movilización que se está llevando a cabo estos días en la ciudad de Zaragoza, donde el colectivo Pedalea y el AMPA del Colegio Sainz de Varanda, entre otras asociaciones, están reivindicando al ayuntamiento de la ciudad la instalación de un carril bici por el barrio de Torrero. Este barrio está situado en la zona topográficamente más alta de la capital, con las consiguientes y abundantes calles de gran pendiente. Y aquí es donde surge el problema social. Si con el carril bici se pretende que haya más desplazamientos ecológicos por la ciudad y así contaminar menos y llevar una vida “más saludable” habrá que preguntar qué segmentos de la población estarían dispuestos a subirse a una bicicleta para desplazamientos cotidianos, ir a trabajar o estudiar. Desde luego, ni por el carril bici de la llana ribera del Ebro, recientemente restaurada y acondicionada para el uso ciudadano de río, se ven muchas personas mayores a pedales, más bien gente de mediana edad y jóvenes que pasean en bicicleta relajadamente, sobretodo, los fines de semana, de lo que se deduce que fundamentalmente se hace un uso lúdico del carril. De esto no debe interpretarse que se esté en contra de la instalación del carril bici en el empinado barrio de Torrero, pero estaremos de acuerdo que su uso no podría ser considerado como la alternativa ecológica del transporte urbano de masas. Gente muy empeñada en que vayamos más en bicicleta  señalan como fuente de inspiración para esta actividad a la desarrollada Holanda, donde muchos ciudadanos van a sus trabajos y lugares de estudio en bicicleta. No sé si sabrán estas personas que en Holanda tienen problemas para explicarles a los niños lo que es un monte, por lo llana que es su tierra, teniéndose que ir a Alemania para esa práctica docente. Posiblemente vayan en bicicleta hasta el país vecino.

Aparcamiento de bicicletas en Holanda.

Nunca se ve, o al menos yo no lo he visto y estoy al tanto, una manifestación ecologista en contra del diseño y asfaltado de esos carriles ¿Por qué será? ¿Pero no  están tajantemente en contra de la utilización de recursos energéticos fósiles como el carbón y el petróleo en el desarrollo de la vida social actual? Curiosamente, y decepcionantemente también, se comprueba que la inversión económica inicial para ejercer esta actividad ciclista es considerable, pues las bicicletas no son muy baratas que digamos, ni su mantenimiento, ni la repercusión ecológica oculta en la obtención de materiales para la fabricación de las máquinas, ni el transporte hasta el usuario, ni…, y también resulta sorprendente que las manifestaciones y reivindicaciones ciclistas cuenten con el apoyo logístico de empresas relacionada con la fabricación y venta de bicicletas. ¡Algún coste oculto tiene que tener una actividad tan “ecológica”!

Vista de Zaragoza desde el carril bici de la margen izquierda.

Estación "bizi" en Zaragoza.
Son ya bastantes las ciudades en las que se ha puesto en funcionamiento el alquiler de bicicletas que, como servicio de ocio y diversión,  permite ver pasar  bicicletas por los cada vez más concurridos carriles bici. Todo un logro de esta sociedad. Pero…, si trabajamos o estudiamos a una distancia de nuestros domicilios que estamos dispuestos a asumir como practicable diariamente, ¿por qué no vamos andando? ¿Qué necesidad tenemos de un gasto extra en la adquisición o alquiler de una bicicleta? Andar es sano, barato y menos contaminante que cualquier otro medio de transporte. Si se puede, también andando.




6 comentarios:

  1. Enrique es un verdadero placer pasear por tu blog; me gusta la interactividad que ejerces para que reflexionemos sobre cosas y asuntos que a priori parecen ser cuestión baladí, pero que en seguida compruebas que no lo es.
    Yo en Valencia circulo mucho en bici; tenemos la ventaja con respecto a Zaragoza de la orografía, aquí todo es llano y la benevolencia de la climatología. Pero tenemos un gran problema que es la falta de concienciación de la ciudadanía en general con respecto al uso de la bicicleta, desde los propios ciclistas, a los peatones y a los vehículos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus consideraciones Óscar. Entre todos tenemos que hacer algo por que las cosas sean lo más ajustadas a nuestras necesidades y, sin renunciar al progreso, respetar el entorno. Es cuestión de insistir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    me parece que en este tema ciclista-urbano hablas un poco de oidas. Porque decir que por el carril bici de las riberas no circula nadie es por decirlo claramente "mentir". Yo soy una de esas personas que me desplazo a trabajar en bicicleta. Vivo en la margen izquierda y trabajo en el centro, me desplazo en bici ni por ecologismo ni leches, sino porque así se que no dependo de Tuzsa para llegar puntual a mi trabajo. Sé que en 15 minutos llego desde el cole de mis hijos al curro, cosa que andando serían unos 40 minutos, de ahí que la gente prefiera la bici a caminar. Vamos digo yo.
    Las bicis de alquiler (BIZI) puede ser que en fin de semana sean para el ocio,pero de lunes a viernes se usan un 90% para ir y volver del trabajo, si no haz la prueba, y a partir de las dos de la tarde intenta conseguir una bici en los puertos del centro de Zaragoza. Que ha salido el personal de las oficinas y van a la carrera para no quedarse sin bici.
    Lo de que las bicis son caras pues ya depende del presupuesto de cada uno, yo particularmente circulo con una bici rescatada del granero de mi abuela, 20 años tiene la bici y funciona de maravilla. El ciclismo es un hobby caro si te dedicas a practicarlo como deporte, pero para ir por la ciudad con una bici de menos de 100€ te puedes llegar a jubilar.(llamar a esto "inversión inicial" me parece como poco exagerar)
    Que en Torrero quieren carril bici, pues ole por ellos. Yo cruzo el río todos los días aunque haya cierzo o viento siberiano de ese, así que si les apetece subir cuestas pues que las suban que ya las bajarán cuando vuelvan.

    ResponderEliminar
  4. A Beatriz:
    Hola. Gracias por tus comentarios, aunque quiero puntualizar algunas cosas. No, no hablo de oídas del carril bici. Practico todos los días con la bicicleta y lo compruebo a diario, en especial los días de cierzo en Zaragoza, que no son pocos. Lo de que depende del presupuesto de cada uno para el precio de las bicis ( claro, pero no incluyes el mantenimiento ni los costes ocultos o insumos) es tan arbitrario como decir que los viajes en Ryanair son baratos (los pagamos entre todos, con nuestros impuestos!) y desde luego es necesario una desarrollista tecnología inicial para poder fabricar con materiales contaminantes (altamente) esos artilugios llamados bicicletas. Son tan criticables, por los materiales que se usan en su fabricación: extracción, transformación y mantenimiento, como cualquier otro medio de transporte, aunque no suelten gases contaminantes. Respecto a los de Torrero, con una población tan envejecida, lo de decir que ya subirán y bajarán... (¿quiénes?) es banalizar el asunto de tal manera que solo me queda desearte suerte en la vida y darte la enhorabuena por no vivir allí, en un barrio carente de muchas infraestructuras prioritarias al carril bici. Por cierto, mira a ver cuántas bicis de las abuelas van por los carriles bici..., es posible que sólo la tuya.Las demás son de "diseño", que les hace fardar mucho a cuatro pijos, pues las del ayuntamiento (que son las que yo uso) les parece poca cosa, de pobres...

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Usas la bicicleta a diario y a la vez criticas el uso y fomento de la bicicleta. Ahora si que me has desmontado.
    Desde luego que hay muchas infraestructuras mas importantes que el carril bici y no solo en Torrero sino en toda Zaragoza, ahí te doy la razón. Lo envejecidos que están los de Torrero si tu lo dices me lo creo, porque es verdad que es un barrio que no frecuento.
    Lo de que las bicis están hechas de materiales contaminantes, pues hombre como todo absolutamente todo lo que nos rodea. Tendrémos que dejar de usar todos electrodomesticos, ropa, y hasta dejaremos de comer. De verdad que aun no sé si eres ecologista o antiecologista, tendré que leerme algun post mas de tu blog a ver si te pillo....
    Puntualizacion, la bici no era de mi abuela, era mía de cuando era pequeña, llamala vieja o vintage (según lo moderno que seas) y he visto muchiiisimas con peor pinta que la mía (vale, no las llevan pijos de diseño). También verás que aparcadas por la calle bicis de diseño no hay muchas, dada la cantidad de chorizos al acecho de bicis que pululan por Zaragoza (pero este es otro tema). Respecto al mantenimiento se vé que las bicis de finales de los 80 solo necesitan 3 en 1 en la cadena, por eso no he notado en mi bolsillo el gasto.

    Para ir todos días en bici, no entiendo el último parrafo de tu post:

    Pero…, si trabajamos o estudiamos a una distancia de nuestros domicilios que estamos dispuestos a asumir como practicable diariamente, ¿por qué no vamos andando? ¿Qué necesidad tenemos de un gasto extra en la adquisición o alquiler de una bicicleta? Andar es sano, barato y menos contaminante que cualquier otro medio de transporte. Si se puede, también andando.
    (y en pelotas añadiría yo, porque hay que ver lo que contamina el proceso de fabricacion de ropa y calzado...)
    A la pregunta por qué no vamos andando, si tu vas en bici sabras el por qué verdad?? Porque es más rápido.
    Gracias por desearme suerte en la vida, igualmente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola otra vez, Beatriz. Mi concepto de la higiene personal hace que no use la bicicleta para ir al trabajo. Se puede ser de ideas ecologistas pero sin ser sucio y maloliente por el hecho de ejercerlas. En mi profesión es importante dar ejemplo de, entre otras cosas, limpieza, cosa que después de 20´ en bici a todo correr es difícil de mantener.Veo por tu escrito que interpretas muy libremente lo que he escrito, además de encasillarme en la maniquea disyuntiva de entre ser ecologista o antiecologista como si esas fueran las únicas opciones que que existen en la vida. El sentido común y el desarrollo sostenible también existen. Por cierto las bicis de los 80 están hechas sin el más mínimo control de contaminación de materiales, ni para su extracción ni en su fabricación: no siempre lo antiguo fue mejor, de hecho está casi todo hecho con un montón de inconvenientes y costos medioambientales.

    ResponderEliminar