¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Los "misterios" de Terceira (Islas Azores, Portugal).




     Las islas Azores se sitúan en la denominada Plataforma de las Azores, en el límite de las placas tectónicas americana, europea y africana, en plena dorsal centroceánica atlántica. Las islas más orientales, entre las que se encuentran las más turísticas, como Terceira y San Miguel, se originaron como consecuencia del vulcanismo emitido por esa dorsal durante el Plioceno, entre casi  5 y 2,5 millones de años, aunque los fenómenos volcánicos se ha sucedido en todas las islas casi hasta la actualidad.
Misterios de Terceira.
    
Misterios. Terceira.
    
Misterios de Terceira.
Misterios de Terceira.
 
     La isla de Terceira, que alcanza los  1021 metros de altitud, ofrece multitud de vistosas manifestaciones volcánicas en su superficie. Una de las más significativas son las denominadas Furnas de Enxofre, activas emisiones sulfurosas en la zona central de la isla, lo que ha condicionado la existencia de plantas adaptadas a un ambiente enrarecido por el azufre y otros componentes de los gases emitidos. Además, y muy próximos a esas fumarolas, se encuentra el parque natural de los conocidos y espectaculares “misterios”. La denominación de misterios se debe a  la aparición de unas peculiares formas de fenomenología volcánica, y en plena edad moderna, datada por algunos historiadores en el siglo XVII, sin que pudiera darse entonces una explicación convincente respecto a su repentina y rápida ubicación.
 

Plano guía de las Furnas de Enxofre, en Terceira.
    
Emanaciones sulfurosas de las Furnas de Enxofre.

 
     Con el término  “misterios” se hace referencia a unos relieves o elevaciones redondeadas de color negro, a modo de lomas, generados por amontonamientos rocosos de riolita (roca de origen volcánico) que transformaron el paisaje del entorno, y que aún mantienen su resistencia, pocos siglos después,  a ser colonizados por la cobertera vegetal, muy abundante y exuberante en toda la isla, de ahí su aspecto pétreo descarnado y rudo.

Recorrido del sendero, en rojo, en torno a los Misterios de Terceira.
    
     En torno a esos misterios hay un sendero de 5 km de longitud que permite su contemplación desde todos los ángulos, favoreciendo la comprensión de cómo actúan estos fenómenos volcánicos creadores de relieve en una isla de datación geológica reciente.

1 comentario: