¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

martes, 29 de septiembre de 2015

Apuntes sobre la Tabla Cronoestratigráfica Internacional (2015).






La Tabla Cronoestratigráfica Internacional, elaborada desde 1974 por la Comisión Internacional de Estratigrafía de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas, es el marco de referencia para representar los eventos acaecidos en la historia de la Tierra y de la vida, ordenados cronológicamente. Se incluye aquí la versión actualizada del presente año 2015.
          Se establecen en ella divisiones y subdivisiones según la edad relativa de las rocas y el tiempo absoluto transcurrido desde la formación de la Tierra hasta la actualidad, en una doble dimensión: estratigráfica y cronológica. Estas divisiones están basadas principalmente en los cambios faunísticos observables en el registro fósil y han podido ser datadas por métodos radiométricos.




            Enlace a la Tabla: http://www.stratigraphy.org/ICSchart/ChronostratChart2015-01Spanish.pdf




1.- Componentes de la escala:

Unidades cronoestratigráficas.
          Son, de menor a mayor rango: cronozona, piso, serie, sistema, eratema, y  eontema . Responden a conjuntos de rocas, estratificados o no, formados durante un intervalo determinado de tiempo. Se basan en las variaciones de los registros fósil (bioestratigrafía) y estratigráfico (litoestratigrafía). Son las unidades usadas para las divisiones de la escala cronoestratigráfica del Fanerozoico (y el Ediacárico del Precámbrico).

          Unidades geocronológicas.
 
          Son, de menor a mayor rango: cron, edad, época, periodo, era, y eón. Corresponden a unidades de tiempo equivalentes una a una con las cronoestratigráficas. Son la referencia temporal relativa de la escala para el Fanerozoico.

Unidades geocronométricas.

Todas las unidades geocronológicas, y por tanto sus equivalentes cronoestratigráficas, en las que han podido precisarse sus límites, pasan a ser también unidades geocronométricas. Estas últimas son las unidades definidas por edades absolutas de tiempo, en millones de años.

Han sido usadas  para las divisiones del Precámbrico (excepto el Ediacárico). Sin embargo, las dataciones absolutas que se muestran en la escala para el Fanerozoico y el Ediacárico están todavía en revisión y  son solo aproximadas las que no tienen estratotipo para el límite inferior, por lo que estas no pueden considerarse  como verdaderas unidades geocronométricas.

2.- Unidades básicas y de rango superior.

La unidad básica de la escala es el piso (y su edad equivalente), definido normalmente por cambios en el registro fósil y, ocasionalmente, apoyado por  cambios paleomagnéticos (inversiones de polaridad del campo magnético terrestre); litológicos debidos a cambios climáticos; efectos tectónicos, y subidas o bajadas del nivel del mar.

 Las unidades de rango superior reflejan cambios más significativos en el registro fósil (para el Paleozoico o Mesozoico), características litológicas significativas de la región donde se definieron (Carbonífero, Triásico o Cretácico), e incluso aspectos paleoclimáticos relevantes (Criogénico).

Con el símbolo denominado "clavo de oro" se marcan aquellas unidades cuyo límite inferior está definido formalmente en una sección estratotipo (GSSP). Para el Proterozoico las divisiones establecidas son estrictamente geocronométricas, definidas directamente por tiempo absoluto, en millones de años, excepto para el Ediacariense, para el que hay estratotipo de su límite inferior.

 Los colores usados son los propuestos y aceptados el año 2006 por la Comisión de Mapa Geológico del Mundo.

 
 
 
Nivel de Iridio en el tránsito Cretácico/Terciario.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario