¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Urbanismo y rocas

Plaza de La Seo, Zaragoza.


       La utilización de rocas por la humanidad para su uso en la edificación y construcción de diferentes estructuras utilizables no es algo nuevo. Desde tiempos inmemoriales los minerales y rocas han formado parte de los entornos  humanos en las vidas de todas las sociedades. Desde la ocupación de cuevas por humanos prehistóricos, pasando por la construcción de palacios en época romana, medieval, renacentista y moderna, hasta el uso intensivo de materiales rocosos en la adecuación y reestructuración de pueblos y ciudades en la actualidad, las rocas y la necesidad de conocer la geología  para su identificación y extracción se han hecho cada vez más habituales en nuestros  acervos culturales y decorados urbanos.

Fuente de la Plaza de La Seo, Zaragoza.

       Es en ese marco  donde debemos ser cautos en la acertada elección de rocas y materiales naturales para su uso. No todo sirve por igual, aunque todas sean rocas. Cuando se quiere tener consistencia en el espacio remodelado con rocas se suele recurrir a las ígneas, las originadas por la solidificación de magmas, siendo muy utilizadas las tipo granito, de las que hay muchas variedades con vistosos y variados colores, y estructuras internas. En otros casos de decoración externa de un monumento o plaza, las rocas ígneas se alternan con otras de origen sedimentario que no tienen la consistencia de las magmáticas, por lo que  el acierto en su elección es más delicado.
       En 1991 se inauguró la remodelación de la Plaza del Pilar de Zaragoza y sus alrededores. Era una obra necesaria en ese entorno emblemático de la ciudad donde los espacios se abrieron paso para adecuar, con respeto,  la tradición e historia ciudadana al empuje de los nuevos tiempos. Se emplearon rocas ígneas como granitos, monzonitas, gabros; metamórficas, como serpentinitas y  mármoles; y unas cuantas sedimentarias, como las calizas travertínicas. Estas últimas son rocas calcáreas, blandas y oquerosas, debido a la precipitación de carbonato cálcico en torno a restos vegetales que le dan ese aspecto tan característico y que tanto gusta para la decoración del interiores, como cubrerradiadores o mesitas de centro. Pero a nadie se le ocurre poner esa roca como lápida de cementerio, por ejemplo, pues suelen ser bien asesorados por los llamados “marmolistas”. En ese gremio suele haber personas que, por experiencia, recomiendan acertadamente al cliente el uso más adecuado para cada tipo de roca de que disponen. Y desde luego el  ”travertino” para decoración exterior no es lo habitual.

Suelo de travertino de la Plaza de La Seo, Zaragoza.
      
Disolución de junturas de placas de travertino.
        Por eso es difícil de entender que una roca tan soluble como esa, y tan frágil al cortarse en finas láminas para su uso, constituya por decisión de algún “técnico”,   el “vaso” o recipiente de una fuente ornamental y gran parte del suelo de donde se encuentra esa fuente, como es  la Plaza de La Seo, segunda gran catedral de la ciudad de Zaragoza. Inaudito. Aún recuerdo cómo durante los primeros años después de inaugurarse se encontraron con problemas de filtración de aguas en el Museo del Foro Romano situado debajo de la plaza, teniendo que hacer obras extra de sellado del techo del museo. Además de los problemas continuos desde entonces de resbalones y lesiones producidos por el “barrillo” que se origina, por disolución de la caliza, cada vez que llueve. Supongo que es carísimo y muy difícil el cambiar esas losas de caliza travertínica de la plaza, pero conviene saberlo para que se tenga en cuenta en posteriores intervenciones urbanísticas en las que la decoración sea con rocas. La seguridad de las personas y la adecuación de las rocas a utilizar en un entorno urbano deben ser prioritarias al bonito contraste artístico de colores y resultado vistoso en su diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario