¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

sábado, 2 de enero de 2016

Un museo geológico y paleontológico en Torrebaja (Rincón de Ademuz, Valencia).




     Hace justo un año que se registró en el Ayuntamiento de Torrebaja (Rincón de Ademuz, Valencia) un plan preliminar de creación de un Museo Geológico y Paleontológico del Rincón de Ademuz. Los primeros movimientos realizados por la corporación municipal de esa localidad dieron expectativas a la posible realización del mismo. Incluso se pensó instalarlo en los bajos de un gran edificio del pueblo en restauración (la “Posada”) en donde, al parecer,  se habían reservado fondos oficiales del presupuesto total de su adecuación para subvencionar la instalación allí de un museo, por lo que el proyecto presentado veía cierta luz y visos de poder  hacerse realidad.
     En mayo, la decisión soberana de la población local en las elecciones locales y autonómicas hizo que la corporación municipal cambiase de signo político. En la lógica expectación respecto a qué temas iba a afectar ese cambio político local estaba incluida una cierta incertidumbre  ante la posibilidad de que quedara ralentizado o paralizado temporalmente el proyecto museístico propuesto. De forma inesperada, en el último trimestre de 2015 surgió un comentario procedente de la alcaldía según el cual  se había contactado, o se iba a contactar, con personal de instituciones culturales valencianas (seguramente relacionadas con la universidad) para que se hicieran cargo de promover y ser una especie de soporte técnico de ese proyecto. Y hasta la fecha, un año después de la propuesta y casi un trimestre de ese aviso, no se conoce (puede que lo haya) ningún avance más sobre el asunto.
La "Posada". Posible ubicación del futuro museo.
     Desconozco las pretensiones actuales del nuevo ayuntamiento en relación con ese hipotético futuro museo en Torrebaja. Y desconozco también qué postura habrá adoptado el colectivo de personas contactadas en Valencia para tal efecto, si es que se ha llegado a contactar ya con ellas. Lo que sí se puede asegurar es que el plan museístico ya presentado incluye un fondo ideológico referente a la función que un museo  local o comarcal debe tener. Desde luego no consiste en una simple exposición de minerales, rocas y fósiles de la zona; ni una recopilación de información expuesta e impresa a gran tamaño en las estancias del museo, como sí se ha hecho en otros muchos lugares de nuestra geografía, y en donde se suele confundir el concepto de información al visitante con el de contextualizar el objeto museable. También se incluye la imprescindible y  necesaria interrelación entre el visitante interesado en el tema y el itinerario visual/material/informativo que debe ser distribuido en el área expositiva con un objetivo museístico claro y sencillo. Un museo de este tipo no sale solo de la voluntad científica de ningún organismo que conoce casi de forma  bibliográfica un lugar o zona geográfica, sino que surge del conocimiento y selección de lugares de especial interés, en este caso de singularidad geológica, además de ser capaces de mostrar elementos paleontológicos representativos, en su contexto,  de las diferentes rocas y edades geológicas allí representadas.

Situación de Torrebaja (un cuadrado rojo)
 en el Rincón de Ademuz, en Valencia.



     Durante años han sido decenas y decenas, por no decir centenares, de piezas fósiles de la zona las que se han examinado, provenientes todas de colecciones particulares de sus habitantes. Muchas de ellas, espectaculares, y tras comprobar la edad atribuida y tipo de material de su afloramiento geológico y estratigráfico,  han sido seleccionadas para esa posible exposición museística. Se puede trabajar con material  fósil ya extraído de las rocas del entorno. No es necesario realizar  nuevas campañas de prospección y excavación en diferentes afloramientos del Rincón de Ademuz  para poder obtener  numerosos nuevos  restos fósiles museables,  pues el objetivo de  mostrar la riqueza paleontológica de esta pequeña porción de la Cordillera Ibérica no es solo una cuestión de cantidad.  Además, tan importante es el tipo y calidad del fósil como  su contextualización en  los sucesivos vaivenes geológicos por los que han pasado estos restos de organismos hasta  llegar petrificados hasta nosotros. Buena parte del soporte material y conceptual de ese posible museo ya está disponible.
     La puesta en valor de la riqueza patrimonial natural empieza con un conocimiento de los valores geológicos y paleontológicos de una zona. Una buena transposición didáctica de ese patrimonio a través de una adecuada instalación museística enriquece e ilustra al visitante, permitiendo que estos centros culturales sirvan de verdadero motor de desarrollo local. Solo esperamos y deseamos  que pronto se tomen decisiones políticas acertadas respecto a la viabilidad de este proyecto de museo, planificado y propuesto en Torrebaja para todo el ámbito del Rincón de Ademuz, y  para que pueda ser una realidad en un periodo corto o medio de tiempo,  con o sin intervención y colaboración de agentes externos.  
Escudo de Torrebaja.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario