¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

martes, 27 de mayo de 2014

Las Hoces del río Duratón (Segovia): naturaleza domesticada.



Ermita de san Frutos. Hoces del río Duratón (Segovia).
 
     El Parque Natural de las Hoces del Duratón, situado en la provincia de Segovia, suele ser un foco de atracción turística para muchos, especialmente  madrileños. Además de ofrecer un paisaje espectacular pueden contemplarse allí una de las especies de aves más repudiadas socialmente, a la vez que atrayente, como es el buitre. Numerosos ejemplares sobrevuelan al visitante sin  verse intimidados,  seguramente intentando vislumbrar restos orgánicos que pudieran servirles de alimento.

Buitres sobrevolando la zona y a los visitantes.
     A  la entrada de las Hoces varios paneles expositivos muestran el recorrido del río Duratón por sus famosos meandros encajados, así como la descripción somera de las especies vegetales y faunísticas que allí pueden encontrarse. En el punto más visitado del parque, junto a los restos de la ermita románica de monasterio de san Frutos, se indican en otro panel datos históricos y artísticos de ese conjunto arquitectónico, pudiendo dentro hacer de rodillas por detrás de un altar la denominada “vuelta a la piedra” para poder mejorar y/o prevenir problemas de hernias inguinales, eso sí, solo para los varones, según el guía-cuidador del monumento.
Meandro encajado en el río Duratón.
Final del embalse de las Hoces del Duratón, con la presa al fondo.
     Desde este precioso lugar se ven pasar por el agua embalsada del Duratón numerosas canoas y piraguas que sirven para que los más atrevidos practiquen de alguna manera un tan actual deporte “de aventura” similar a los de aguas más bravas de los Pirineos. A lo lejos se ve claramente la presa que ha cerrado el estrecho valle del río haciendo de barrera formacional de este paisaje acuático.
     Toda esta introducción nos sirve para poder hacer varias consideraciones que pueden ser útiles para los que buscan visitar y disfrutar en sus ratos de ocio de parajes naturales. Desde luego, y lejos de quitar ni un ápice de interés a la visita a este parque natural, y menos de tachar de poco atrayente y bello el entorno que allí se contempla, es necesario  dar algún “tararí de atención”, como antiguamente se decía,  a los que creen que están contemplando un entorno completamente natural.
     En primer lugar, ese paisaje que tanto aprecian muchos asfixiados ciudadanos ha surgido como consecuencia de la construcción de una presa de agua en este paradisíaco paisaje. ¡Antes no era así, en absoluto! Por tanto ese entorno es una vez más, el resultado de una acción antrópica,  usando los elementos naturales  presentes, la cual ha modificado drásticamente el paisaje natural primigenio del sitio. Es un entorno convertido en un parque ciudadano más, pero más alejado, en la provincia de  Segovia. En segundo lugar, en ningún cartel expositivo se hace mención a la naturaleza geológica del entorno: ni que lo que se ve son meandros encajados en caliza debido a la importante incisión lineal del río; ni que su estratigrafía comprende varios tramos de niveles calizos, horizontales o subhorizontales, con episodios de falta de registro, y su significado geológico; o de la existencia de abundantes farallones rocosos en las proximidades del cauce con rasgos de erosión alveolar…, nada de nada. Parece que el contexto geológico no haya tenido nada que ver en la formación de este cañón.  
     Todo esto no es nuevo. Es una muestra más de la escasa importancia que se da a la geología en el contexto de lo “natural”.  Sigue siendo urgente ahondar en  estos temas en los correspondientes ambientes educativos. Estoy convencido que es la única forma de revitalizar esta parcela de las ciencias naturales. Se ha hecho mucho en los últimos años, aunque no lo suficiente, está claro. Seguiremos. Lo del piragüismo como entretenimiento que permite acercarte más a la naturaleza lo dejaremos para otra ocasión.
Meandro encajado.
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario