¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

viernes, 22 de febrero de 2013

¿Un Parque Natural en Los Monegros?



Relieve en Los Monegros.

     Para los que no lo sepan Los Monegros son un comarca aragonesa  conocida últimamente por la gente joven debido al  "Monegros Desert Festival", especie de gran exhibición musical que  allí se celebra desde hace unos años. Otros más maduros conocemos esa comarca por otros motivos. Muchos piensan que esos terrenos son un desierto, y otros que son un vergel, debido a  una intrincada red de canales y acequias que los surcan. Ninguna de las dos cosas son. Esos regadíos se consiguieron gracias a la insistencia y empeño social que durante los años 70 del siglo pasado se tuvo para conseguir así la “despensa europea de cereal”. ¡Qué ilusos éramos! Cuántas veces tuvimos que salir corriendo de las cargas de los entonces llamados “grises” (la policía armada) durante el intento de manifestarnos por aquellos nobles objetivos.
Localización en el mapa de Aragón de la comarca de Los Monegros.


Saladas secas en Los Monegros.

     Durante la realización de nuestros estudios universitarios, en especial los geólogos, nos dimos cuenta de la demagogia que habíamos sufrido por ignorancia. Ignorancia por desconocer que los materiales aflorantes en Los Monegros, margas y yesos sobre todo,  no son precisamente muy regables. Y si lo son, porque a cualquier sitio se puede llevar agua, la rentabilidad económica de los cultivos que allí se consigan es mínima. Una gran superficie sin arbolado, con escaso relieve y sometida a intensos episodios de influencia solar y eólica, hacen de la zona en cuestión uno de los lugares menos recomendados para los cultivos. Digan lo que digan, o dijeran entonces.

Roturación en la estepa monegrina.
Vista aérea de la roturación para cultivos.

     La amplia comarca de Los Monegros, junto a varias extensiones de terrenos en la Región de Murcia son los últimos reductos de representación  esteparia de Europa occidental. A pesar de la visible e intenso impacto producido por los humanos  en Los Monegros hay restos de un ecosistema estepario con una biodiversidad riquísima, donde las biocenosis, con sus componentes animales y vegetales, así como los biotopos allí representados, hacen de ese entorno uno de los paraísos para los estudiosos de esos biomas. Desde luego no es un desierto, eso es  otro ecosistema, aunque la gente lo confunda muy a menudo.

Instalaciones del festival de música en Los Monegros

     Durante muchos años atrás, desde finales de los 90 y comienzos de este siglo, las autoridades políticas de Aragón tomaron la iniciativa de crear un Parque Natural en Los Monegros. Con muchos de ellos había corrido yo en mis tiempos por defender los regadíos. Y nunca se consiguió encajar lo que quedaba del ecosistema estepario en el concepto de Parque Natural. Ahora renace esa pretensión, (http://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca_provincia/2013/02/22/lobon_apuesta_por_parque_natural_los_monegros_223718_1101026.html) no sé si por estrategia disuasoria en la crítica situación social actual  o para darles carnaza a los ecologistas, que últimamente están desaparecidos. La verdad es que resulta sorprendente ver cómo, en estos momentos, alguien se ocupa de intentar promover como Parque Natural esta zona aragonesa. Y además  es que no se sabe muy bien qué es lo que se va a conservar, pues el entramado de regadíos del siglo pasado, así como la intensa roturación y usos del suelo en la zona han desfigurado por completo, de forma casi obscena  y comparable a la deforestación de la Amazonía, un entorno natural que dista ahora mucho de ser objeto de conservación. Que el aragonés Costa dijera hace más de un siglo que podía ser el granero de Europa no es suficiente como para lanzarse en picado para cumplir, sin conocimientos y asesoramientos geológicos, con ese “deseo” liberalizador del campo aragonés. Eso está ya pasado de moda.Basta con hacer un corto recorrido por las numerosas carreteras y pistas que surcan la comarca, las mismas por las que circula la “Baja Aragón” de coches todoterreno y motos,  para darse cuenta  del deterioro que tiene ese entorno. ¿Qué se quiere conservar ahora? ¿Realmente merece la pena invertir algo en esa “conservación”, que no es tal? ¿Quién sale ganando con todo esto?

     Cualquier informe geológico actual desaconsejaría la utilización  como terreno agrícola el suelo de Los Monegros, sobre todo, sin agua. Se llevó, a mi juicio, equivocadamente, y ahora se pretende recuperar el ecosistema. ¿A qué se juega?

3 comentarios:

  1. Se juega, como en tantos otros casos (otro reciente es el dragado -limpieza en neolengua- del Ebro) a rascar votos de aquí y allá. De donde sea. ¿Qué importancia tienen los informes científico-tecnicos frente a la opinión del electorado? Concienciar y educar es un proceso lento que necesita además inversión mientras que los políticos viven según ciclos de 4 años. La demagogia es más rentable para ellos, aunque para nosotros salga notablemente más cara. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, Jorge. Pero poco a poco la gente tiene que darse cuenta. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Muy acertado tu análisis, pero tengo algunas discrepancias. Los Monegros son un territorio muy amplio, nada homogéneo pero que presenta una aridez muy singular que lo hace comparable con zonas desérticas. El monte de la Gabarda, el monte de Cajal, el monte de Castelflorite, Terreu, Jubierre, las saladas de Bujaraloz son parajes muy singulares, de gran interés ecológico y ecosistemas únicos. Hay espacios, algunos amenazadazos, que deben de ser protegidos, la figura de protección puede ser discutible. Los regadíos han creado un nuevo paisaje y un nuevo ecosistema, hay asociada una gran diversidad de especies, especialmente aves. Existe el humedal de la laguna de Sariñena y la gran zona boscosa de la sierra de Alcubierre. Creo que “casi” finalizar la implantación o transformación a regadío, se puede hablar de proteger Los monegros, sin que exista oposición. No es ni ha sido más lógico hacer regable Los Monegros, pero ahora es un gran sector productivo, con una gran producción y muchos puestos de trabajo. Un sector dependiendo del agua, de grandes inversiones públicas y con confrontación social con los territorios de la montaña. Un saludo!

    ResponderEliminar