¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

domingo, 10 de febrero de 2013

Olimpiadas de Geología y nivel académico.


     

     Durante este mes de febrero se están celebrando en las diferentes comunidades autónomas españolas las pruebas de la Olimpiada geológica. Es el cuarto año que se celebran, muy por detrás de las olimpiadas de las ciencias tradicionales: Matemáticas, Física, Química y Biología. Como siempre la geología se ha incorporado con retraso a eso de ponerse a prueba en cuestiones de ciencia. El día 8 de febrero se celebraron en las instalaciones del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza las correspondientes a Aragón. Más 80 alumnos residentes en la comunidad aragonesa  pertenecientes a 4º de ESO, 1º y 2º de bachillerato se presentaron a las mismas, desarrollándose las pruebas en tres exámenes sucesivos. A tres de ellos les esperan las pruebas nacionales en Gerona.


     Independientemente de quienes ganaran en esa prueba geológica, resulta muy significativo en estos momentos de tribulaciones y dudas razonadas  respecto al futuro de la geología en los planes de estudio que la nueva LOMCE pronostica, que se tenga el entusiasmo suficiente como para organizar (un 10 por la organización en Zaragoza, todo sea dicho de paso) como por participar. Y sobre todo, hay que valorar muy alto el nivel de preparación que muchos alumnos de esos niveles académicos que se presentaban demostraron tener al contestar unos cuestionarios con preguntas cuyas respuestas y contenidos muchos de los profesores que les formamos ahora en geología pudimos aprender en los años de carrera universitaria. Sin embargo, ahora,  chavales de entre 16 y 18 años se prestan a demostrar sus conocimientos geológicos ante una prueba puesta por la universidad sin miedos a hacer el ridículo. Ellos demostraron que  su nivel era más que aceptable y bueno.

     Todo esto sé que contrasta enormemente con la consabida cantinela de que los alumnos llegan ahora a la universidad mucho peor preparados que antes. Eso, simplemente, es mentira. Menos PISA y más realidad. En geología lo acabamos de ver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario