¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

jueves, 25 de octubre de 2012

Ecoparques rurales.




     No se trata de un parque diseñado con criterios ecológicos. Es el nombre que reciben los denominados “puntos limpios” en las ciudades. Acostumbrados a usar vertederos al aire libre donde echar o abandonar a la intemperie objetos de toda clase, resulta toda una novedad y avance social ecológico el ver cómo se instalan en nuestras zonas rurales lugares adecuadamente acondicionados  para poder alojar allí todos los desperdicios no orgánicos, como pilas, plásticos, vidrios y cartones, además de electrodomésticos estropeados  por  usados o inservibles.
 
 
   
  Se muestran aquí fotos del recientemente inaugurado  ecoparque de la comarca valenciana del Rincón de Ademuz, al sur de Aragón. Construido en un pequeño solar del nuevo polígono industrial de esa localidad, ha permitido centralizar  en un solo punto todos los lugares de acumulación de desechos no orgánicos de la zona, lo que permite, a la vez que se elimina la dispersión de zonas de residuos, el controlar y seleccionar los diferentes materiales para su posterior tratamiento de reciclado, o eliminación.
 
 
    
     En los momentos actuales de crisis económica y social, donde los grupos ecologistas tradicionales parecen haber desaparecido como por arte de magia de la escena mediática, no se sabe si por decisión propia o imposición; por convencimiento  o desesperación profunda de sus miembros  al comprobar que la ciudadanía no está ahora para subvencionar su existencia,  hay que valorar muy intensamente, en este caso,  la iniciativa de la administración en la realización de estas necesarias infraestructuras ecológicas. No solo se ejerce una acción recicladora y ordenada con su uso, sino que, y sobre todo, se establece y promueve al ciudadano a una práctica ecológica  a partir de la divulgación didáctica que lleva implícita esta acción. Se hace normal y habitual una práctica ecológica. Ese es el camino.
 
Ademuz, desde el ecoparque comarcal.
 

1 comentario:

  1. Hola Enrique desconocía que se hubiese realizado esta infraestructura y la verdad es que me alegra infinitamente pues me indignaba cada vez que por algunos de los pueblos del Rincón veía una escombrera, o vertedero con toda clase de residuos que desde luego suponían como mínimo un impacto visual, por no hablar de los contaminantes de pilas, aceites, etc…
    Como siempre todo un placer pasear por tu blog, nos vemos por el pueblo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar