¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

domingo, 19 de abril de 2015

La extinción masiva de los dinosaurios a finales del Cretácico y la diversificación de mamíferos.


  


 
     Hasta hace pocas fechas se relacionaban los dos fenómenos. La gran y muy conocida extinción de los dinosaurios de hace 65 ma (millones de años) se vinculaba a la aparición posterior de los grandes grupos de mamíferos que conocemos hoy en día, debido al estudio de sus abundantes yacimientos y  fósiles. A pesar de ser la finicretácica una de las extinciones porcentualmente menos importantes que ha  sufrido la vida en la Tierra, resulta ser la más conocida por culpa de los mediáticos  grandes reptiles.
     Sin embargo, de la evolución basal de los mamíferos, es conocido, como mucho, el hecho de que aparecieron a finales del Triásico, primer período del Mesozoico, y que casi no evolucionaron y diversificaron hasta el Cenozoico, estando representados durante todo el Mesozoico por un tipo de ratas grandes con dentición insectívora. El cómo pudieron esos mamíferos sobrevivir a la extinción cretácica, junto a las aves, y diversificarse enormemente después son preguntas que no tienen por ahora una clara respuesta. Puede haber ocurrido infinidad de cosas.
     Lo que sí se sabe es que las más de 4500 especies conocidas actualmente de mamíferos surgen en dos fases diferentes y bien distantes en el tiempo.

 
     Genetistas y paleontólogos, con la eficaz ayuda de informáticos, han establecido las relaciones de parentesco entre las especies de mamíferos con el fin de establecer un modelo de árbol filogenético de los mamíferos. Los 40 órdenes de mamíferos que se conocen hoy  aparecieron y se diversificaron entre hace 100 y 80 ma, coexistiendo pues con los dinosaurios hasta los 65 ma que se extinguen estos últimos por completo. La influencia del gran meteorito destructivo que acaba con la vida de los grandes reptiles a finales del Cretácico y otros grupos, como los invertebrados ammonites, les deja “indiferentes”, al parecer, a los mamíferos.Traspasados 15 ma después del famoso límite Cretácico/Terciario, conocido como K/T, se produce la segunda gran expansión de los mamíferos, apareciendo entonces los cientos de familias que se conocen de los mismos hasta llegar a las 4557 especies actuales. Este fenómeno de diversificación se produce a partir del Eoceno, y se continúa durante el Oligoceno y Mioceno. Esta amplia diversificación de mamíferos coincide con otro acontecimiento paleoclimático  producido  durante el Eoceno:  se tiene constancia de un gran incremento de la temperatura terrestre durante ese período, de hasta 13ºC más alta que la actual,  lo que favoreció diversos procesos de cambios paleoambientales drásticos que debieron incitar a una serie de adaptaciones en los organismos que, a su vez, estimularon procesos evolutivos en sus grupos troncales.
     Por tanto, un gran calentamiento global producido hace casi 55 millones de años hizo que los muchos grupos conocidos hoy en día de mamíferos aparecieran sobre la Tierra, sin que se pueda relacionar este episodio con la extinción de los dinosaurios de hace 65 ma.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario