¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Asomando la patita.




  “Durante más de 800.000 años el hielo ha sido una característica permanente del océano Ártico. Ahora se está derritiendo por el uso desmesurado de energías fósiles sucias y, en un futuro cercano, el hielo podría desaparecer por primera vez desde que los humanos pisamos la Tierra. Esto sería devastador tanto para los pueblos como para los osos polares, narvales, morsas y los demás moradores del Ártico, así como para el resto de la Humanidad.
   El hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos. Proteger el hielo significa protegernos a todos”.
      Hacía mucho que no aparecían en campañas publicitarias defendiendo sus propuestas. Los grupos conservacionistas (Greenpeace, Ecologistas en Acción, entre otros)  estaban desaparecidos del mapa…, (sería cosa de la crisis) hasta ahora. Será que este año no era propicio para convencer a nadie de las bondades de su ideario ante la deteriorada calidad de vida en nuestro país. Puede que sea por eso, o por todo lo contrario. Pero ya rezuma de nuevo su inmaculado y buenista ideario ambiental, aunque la gente lo esté pasando mal en su vida cotidiana. Pero eso da igual, parece ser.
     Pretenden que la ONU declare “Santuario global” al hielo del Ártico. No es mala idea, desde luego. Con ello no se sabe muy bien cuál será el compromiso de los gobiernos para eliminar drásticamente la emisión de contaminantes a la atmósfera procedentes de la quema de combustibles fósiles. ¿Reducirá el mundo occidental su masivo consumo de estos productos? ¿Cambiaremos nuestras vidas y dejaremos de usar de una vez teléfonos móviles, bolsas de plástico, electrodomésticos, vehículos a motor, y otros mil millones más de artefactos que están hechos con subproductos del petróleo? ¿Cómo viajaremos? Si la energía nuclear no convence por peligrosa, qué hacen que no protestan un día sí y otro también, por poner un ejemplo, por la construcción prevista de 30 centrales nucleares más en Francia para el año 2050? ¿Qué se propone para conectar a la gente internacionalmente y que no se generen residuos? ¿Por qué no salen los colectivos de científicos medioambientalistas de todo el mundo (que parecen haber sido sustituidos por los ecologistas de estos grupos mediáticos) a explicar a la gente el catastrofismo que suponen las ideas de estos colectivos? ¿Todo va a ser como ellos vaticinan? ¿En qué se basan? Y sobre todo, y estando dispuestos a colaborar con el medioambiente, y por tanto con nosotros mismos, de qué utensilios y formas de vida estamos dispuestos a prescindir en nuestras vidas para que la naturaleza se “salve”: viajes; comida para todos (casi 7000 mil millones), comunicaciones; ropa no fabricada con lana, piel y otros productos naturales (¿de dónde saldrían…?); del plástico que inunda nuestras vidas (¿con qué sustituirán los envoltorios de alimentos comprados a granel, por ejemplo?); ¿del papel higiénico?.
     Para cumplir con los objetivos ambientales  que estas organizaciones dicen que pretenden, o cambiamos de vida radicalmente con el consiguiente detrimento de su calidad, o necesitamos alternativas de actuación claras y posibles que nos permitan mantener nuestro nivel.  En lo de reducir el uso del papel higiénico nos llevan delantera los países musulmanes…

1 comentario:

  1. Enrique, soy jorge, de 2° bachillerato c, me gustaría informarte si no lo has visto aún, la forma de un artista francés de quejarse por el cambio climático, instalando grandes icebergs en medio de París.
    No me informado mucho, pero me gustaría informarte porque me parece tan hipócrita quejarse de esa forma...

    ResponderEliminar