¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

sábado, 15 de septiembre de 2012

La paradoja ecológica de la Laguna del Cañizar, en Villarquemado (Teruel).

Búfalos asiáticos introducidos en la Laguna del Cañizar, de Villarquemado.
 
     Al oeste de la provincia de Teruel se encuentra la Laguna del Cañizar. Con casi 12 km2 de superficie esta zona lacustre fue uno de los humedales más extensos de la España interior. Durante la edad media se intentó drenar en varias ocasiones para aprovechar su extensión para la agricultura y ganadería. En la primera mitad del siglo XVIII, entre 1729 y 1732, se realizaron las obras dirigidas por el mismo ingeniero, D. Domingo Ferrari, que ejecutó las obras del pozo artesiano de Cella, también en Teruel, y que consiguieron su desecación definitiva. Desde entonces hasta principios de nuestro siglo, un cambiado paisaje ha facilitado la vida y las labores agrícolas de los pueblos de los alrededores.
Situación geográfica de La Laguna del Cañizar, en Villarquemado.
 
 
Vista aérea invernal de la laguna.
Mirador junto al centro de interpretación de la laguna.
     Es en los últimos años cuando se ha producido el “renacer de la laguna” como se incide y valora desde la Asociación de Amigos de las lagunas del Cañizar (ASALCA) e instancias locales y regionales, “recuperando”  este lugar como área de gran valor ecológico como es la antigua laguna. Es el quinto humedal del interior de España y el segundo de agua dulce, solo superado por las Tablas de Daimiel, en  Castilla-La Mancha.
 
     No dudo en absoluto de la buena intención de esa asociación al querer recuperar ecológicamente ese entorno, pero nos cabe hacer alguna reflexión sobre lo adecuado y “ecológico” de  esa intervención. Aún recuerdo cómo los más comprometidos y convencidos grupos ecologistas de diferentes organizaciones (pongan ustedes los nombres que conozcan de las mismas) se enfrentaron enérgicamente a las instituciones y organizaciones que impulsaban la Expo de Zaragoza, que se celebró en 2008, para impedir como fuera que se realizara en el conocido meandro de Ranillas del río Ebro. Eso era debido a que, según ellos, se debía conservar lo que ellos denominaban el “ecosistema agrícola”. Sin duda podemos comparar esta intervención humana de la Expo de Zaragoza con la desecación en el siglo XVIII de esa laguna de Villarquemado. Pero una vez hecho  por los humanos el “mal”, la naturaleza reacciona por sí misma, empezando, en este caso de Teruel, un proceso de sucesión ecológica secundaria, que ha permitido que, con agricultura o no, la superficie antes ocupada por el agua, haya estado  dotada durante décadas de una biocenosis, con elementos vegetales y animales propios de entorno. Es decir, la naturaleza ha adaptado sus necesidades al nuevo biotopo que el hombre, en busca de sus intereses, le ha cambiado por completo. Por tanto, el proceso inverso que ahora se ha pretendido hacer, o se ha hecho ya casi por completo, de "devolver a la naturaleza" lo que era suyo: el entorno lagunar de antaño, es claramente otra agresión al ecosistema  reinante allí durante los últimos tres siglos, con predominio de zonas agrícolas y ganaderas en la antigua laguna.
     Han corrido ríos de tinta en los últimos años  sobre el daño ecológico que suponen las especies invasoras o foráneas. Pues bien, en Villarquemado se ha introducido un pequeño rebaño de búfalos asiáticos como especie exótica, casi como decoración, en un entorno que no le corresponde en absoluto. ¿Algún grupo ecologista  ha dicho algo en contra? ¿Es esto correcto ecológicamente hablando? ¿No es también una agresión ecológica el deshacer un ecosistema para construir otro, aunque ese otro fuera el de hace siglos? ¿El ecosistema agrícola de Villarquemado no les parecía respetable y conservable, esta vez,  a los ecologistas? ¿Saben realmente lo que hacen esos grupos conservacionistas? ¿Conservacionistas, de qué?
Bandada de grullas sobrevolando la laguna.

11 comentarios:

  1. Qué gusto, pensar por unos minutos que en vez de leer esto en una pagina de internet, estaba en una de esas clases de biología y geología de 4 de la ESO en las que nos contabas cosas tan interesantes como estas, para ver que muchas veces nos contradecimos sin darnos cuenta. Un saludo Enrique! Jorge Lapuente.

    ResponderEliminar
  2. Es lo más coherente que he escuchado y leído desde hace un tiempo. Comentarios de personas que sin conocer TERUEL se atreven a dar opiniones sobre la recuperacion de la Laguna. Los posibles beneficios que puedan reportar son muy dudosos, sin embargo los perjuicios ya se estan percibiendo en tan corta trayectoria

    ResponderEliminar
  3. ¿ Hubo una verdadera laguna antes de 1729 o un almarjal que periódicamente, en epoca de fuertes precipitaciones, se inundaba?. Algún científico o historiador competente debería resolver esta primera cuestión.

    En este lugar y en nombre de la "naturaleza" se han hecho barbaridades: movimiento de toneladas de tierra para construir los varios Km. de canales artificiales y la "lagunica" también artificial (en la fotografías):una hectárea de 1 metro de profundidad,no en la parte más profun da del humedal sino en la parte más próxima al casco urbano de villarquemado. Se han invertido cerca de un millón de eurose del erario público.
    Lo "natural" para recuperar la laguna hubiese sido cegar la salida del drenaje o colocar una compuerta que lo cerrase.Sin más.

    Como es lógico en años normales o de escasas lluvias el agua no entra en el humedal y se llena es con agua, que desde hace casi 300 años, que pertenece a los regantes de los 7 pueblos del río Cella. Estos tienen puesto un contencioso para defender sus derechos y el paisaje actual del humedal es deprimente.

    Se ha obrado bastante a la ligera en esta recuperación, por lo que han surgido los problemas.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser muy valiente, para atreverse a valorar ecológicamente la recuperación de un espacio y además establecer comparaciones con otro completamente diferente (meandro de ranillas) tanto en sus características como en la intervención humana que ha sufrido. ¿Es usted capaz de decirme algún tipo de ecosistema en nuestro país que no haya sufrido intervención y modificación humana? ¿conoce usted las especies de flora y fauna que ocupaban antes y después de su recuperación este lugar?, la “agresión al ecosistema” que usted define se ha ocasionado, con la recuperación de la laguna ha permitido que en este lugar hayan criado dos especies de aves en peligro de extinción y otras especies de “ interés especial” ¿cómo valora usted estos hechos ecológicamente? Supongo que estará usted de acuerdo conmigo, en que la variedad de ambientes en nuestro país, aporta riqueza ecológica, precisamente uno de los “ambientes” más escasos y degradados son los humedales ya que fueron sistemáticamente desecados desde la edad media hasta la mitad del siglo XX.
    Por último, no entiendo sus reflexiones ¿Cómo puede usted comparar la introducción de 5 búfalos asiáticos con la introducción de especies invasoras? ¿Acaso usted cree que se van a asilvestrar y multiplicar de manera incontrolable como ha sucedido desgraciadamente con visón americano, cangrejo americano, mejillón cebra, etc?, seamos serios y realistas, el búfalo asiático se ha usado y se usa en muchos humedales de Europa (Rumania, Hungria, Francia, etc) para controlar la vegetación acuática, también se podría controlar mediante maquinaria o quemas, ¿Cuál es el mejor sistema? en este caso concreto se quiere controlar la vegetación para que los visitantes puedan observar las diferentes especies de aves que habitan en el espacio, observaciones que resultarían mas dificiles el caso de alta densidad vegetal. La rica variedad ornitológica de este espacio atrae turismo y esta laguna podría convertirse en otra alternativa más, al desarrollo económico de la zona. ¿Entiende usted ya, la paradoja ecologica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta muy difícil de entender, como usted pretende, la paradoja ecológica con esta catarata de datos inconexos. Voy por partes.Por supuesto que hay ecosistemas vírgenes en nuestro país, o muy próximos a ello. Puede usted pasearse por áreas del Pirineo o incluso de su cercana (a Villarquemado y Laguna) Sierra de Albarracín o Javalambe, donde quedan abundantes entornos bien conservados, casi sin tocar por el hombre. La "recuperación" de la laguna (supongo que está usted de broma) es un conjunto de actuaciones en el que las lagunas y canales navegables son totalmente artificiales, hechos a propósito cortando el nivel freático de la zona, para crear allí una especie de ecosistema visitable, por atrayente como parque acuático. Lo de los 5 búfalos, que sea para controlar la vegetación y así poder observar las especies de aves de la zona.... sin comentarios. Y por último, que la variedad ornitológica del entorno atrae turismo, como usted argumenta, es muy cuestionable. ¿Piensa usted que la gente que hace turismo familiar, como el que va a Dinópolis, va a ver aves a Villarquemado? Como mucho van por los búfalos. A ver pájaros va personal especializado de SEO Bird live o asociaciones similares, que son los verdaderos interesados. Que la "recuperación" de la laguna como área de esparcimiento haya hecho mucho por la promoción de Villarquemado y alrededores no lo discuto ni lo cuestiono, pero queda claro con esta puesta a punto de la laguna que, cuando se quiere, se tiene mucha manga ancha para modificar principios ecológicos, que parecen no tenerse en cuenta cuando van de la mano de criterios económicos.

      Eliminar
    2. De que criterios económicos habla?

      Eliminar
  5. ¿Catarata de datos inconexos?, quizá no sean tales… o, si a su ver lo son, lo sean en respuesta a una catarata de datos, en mi opinión confusos, erróneos y de crítica desatinada o desacertada del conservacionismo.

    1º- Habla usted de entornos bien conservados; los que me nombra, también han estado muy manipulados por la mano del hombre durante siglos, principalmente por pastoreo con sus correspondientes quemas para obtención de buenos pastos para el ganado y control sistemático de algunos depredadores hasta su extinción, así como por otras actuaciones para favorecer a la agricultura, o a la caza. Muchos de los “bosques” que puede disfrutar en estos parajes, son repoblaciones hechas por la mano del hombre, para obtener beneficios principalmente madereros o de resina, se podría también hablar de pistas de esquí, de extinción del bucardo, de extinción y reintroducción del oso, de introducción de marmota, etc. Mas ejemplos, piense usted en las “dehesas extremeñas”, en nuestras “parameras y estepas aragonesas”, o en las “praderas de alta montaña del norte de España”, todos son entornos en general bien conservados, con una gran riqueza biológica y paisajística, que debemos conservar, …pero no debe olvidar que fueron obtenidos con intervención del hombre, en muchas ocasiones, para interés propio.

    2º- El ecosistema que se ha “perdido” a causa de la recuperación de la laguna, era el propio de un ambiente agrícola de “vega” típico en toda la ribera del Jiloca, con zonas de pastos y de cultivos tanto agrícolas como silvícolas (álamos híbridos), un tipo de ecosistema siempre en continua modificación dependiendo de las actividades ganaderas y usos agrícolas.

    3º- La recuperación, ha permitido rescatar un ecosistema “perdido” hace 300 años y que resulta muy escaso y amenazado en nuestro país, superando además en pocos años todas las expectativas en cuanto a riqueza y variedad de flora y fauna (principalmente aves). Sirva como ejemplo, que “históricamente” es el único humedal de España en el que se ha confirmado la reproducción de todas las especies de ardeidas que habitan en la Península Ibérica. Las afecciones a la biocenosis han sido mínimas a nivel general, las especies que habitaban ese espacio mantienen muy buenas poblaciones en las zonas limítrofes.

    4º- Respecto a la forma de recuperar la laguna, supongo que habría sido muy sencillo en el supuesto de recuperarla en su totalidad (1.200 Ha), simplemente habría sido cuestión de “deshacer” las obras de drenaje. Por cuestiones de propiedad de terrenos solo se recuperaron 411 Ha, lo cual hizo necesaria la construcción de “motas”,”hilas” y canales por evitar inundaciones no deseadas.

    5º-Al respecto del tema de los búfalos, dice usted “sin comentarios”, yo simplemente, primero le invito a repasar las diferencias entre fauna foránea y fauna invasora, para que recapacite en sus comentarios y después le explico lo que quiera sobre este asunto. Los cinco búfalos forman parte de un estudio de adaptación de esta especie a las condiciones climatológicas de este espacio para su posterior uso con mayor número de animales en el control de la vegetación lagunar por los motivos ya comentados.

    6º- Soy socio de SEO y asiduo visitante de la laguna de Gallocanta, este lugar recibe miles de visitas cada año, y ni siquiera el 0´5 % de los visitantes son especialistas en aves. La mayor parte, va a ver el espectáculo de las grullas y de paso el resto de especies que allí se encuentran, al igual que como usted comenta, no creo que la mayor parte de las familias que van a Dinópolis sean expertos en paleontología.

    7º-Por último, si realmente piensa que los grupos conservacionistas, se mueven por intereses económicos por encima de criterios ecológicos, significa que desconoce totalmente la “filosofía” de estos grupos.
    .
    Es posible, que se puedan criticar muchas cosas en la recuperación de la laguna “del Cañizar”, pero me da la sensación que no ha acertado usted en ninguna. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. Respuesta punto 0 o preámbulo: En mi opinión lo son, y la crítica al "supuesto" conservacionismo de algunos es más que necesaria.

      Respuesta punto 1: No hay que olvidarse que el hombre, además de conservar, ha tenido que vivir de la naturaleza, con el consiguiente impacto qu ello supone. Revise visualmente lo que a usted le rodea en este momento y piense si eso sale de la naturaleza, fundamentalmente geológica, transformada después por el hobre, o lo ha parido naturalmente una vaca... ¿Podría vivir prescindiendo de todo eso? Pues su uso destroza ecosistemas naturales.

      Respuesta punto 2: Si el ecosistema recuperado estaba en "continua modificación dependiendo de las actividades ganaderas y usos agrícolas", ¿qué tipo de ecosistema era?: antrópico?.




      Respuesta punto 3: Y?

      Respuesta punto 4: No parece muy ecológico y conservacionista la "necesaria la construcción de “motas”,”hilas” y canales ", no? Parece una intervención hiperdesarrollista más...

      Respuesta punto 5: "Los cinco búfalos forman parte de un estudio de adaptación de esta especie a las condiciones climatológicas de este espacio". Hasta ahí correcto, per eso no tiene nada que ver con su comentario anterior de "controlar la vegetación para así poder observar más aves", de ahí mis "sin comentarios".

      Respuesta punto 6: Claro, ese es el problema. En Dinópolis se ha querido implicar a las familias y público infantil en la Paleontología (entre otras cosas...) y eso es incomparable con la eficacia de una visita escolar o familiar a la Laguna, a probablemente, no ver nada. Pero se les hace ir (por supuesto motorizados) a "ver" naturaleza y un ecosistema supuestamente natural y recuperado, para cumplir con las expectativas recaudatorias de los organizadores.¿Eso es lo que se pretende con la Laguna? ¿Masificar de gente su visita?

      Respuesta punto 7 y final: siento no haber satisfecho con mis ideas y comentarios sus consideraciones a mi entrada de blog. Pero le aseguro que después de hacer este esfuerzo en contestarle con un cierto grado académico que espero comparta, será el último, pues no suelo hablar con "anónimos".De todas formas estoy seguro que entre usted y yo tenemos más en común de que pueda parecer por estos escritos, que siempre difuminan los tonos y matices reales de una discusión. Un saludo.



      Eliminar
  6. Agradezco sinceramente su esfuerzo en contestarme, “por última vez” y “con cierto grado académico”. Le aseguro que para mí, no lo ha sido tal (el esfuerzo, se entiende), sino más bien un placer el poder discutir con usted, aunque realmente no hayamos llegado a acercar ninguna postura. Pienso que, quizás, toda nuestra discusión parte de los diferentes conceptos que podamos tener usted y yo sobre lo que significa o es el ecologismo y el conservacionismo, así como sus diferentes “derivaciones lingüísticas”... Tal vez sea por ello, que he encontrado tan absurdos y desafortunados los comentarios de la entrada en su Blog sobre la Laguna del Cañizar. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "cierto grado académico" le aclaro, "anónimo", que es usado ante la imposibilidad de conocer, por sus simples y adoctrinados comentarios conservacionistas, de los que usan el hiperdesarrollismo para sus metas seudoecológicas, el nivel de conocimientos medioambientales del que usted dispone.Si le parecen "desafortunados" mis comentarios (una vez más subjetivismo inútil)no debería escudarse en el anonimato para pasar desapercibido. Aunque la única razón para esto último es, casi seguro, ostentar algún cargo medioambiental en alguna administración y no querer someterse al destape público que supondría señalarse como "conservacionista sin fronteras" dando su nombre y profesión.¿Se atreve? Otro saludo!

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar