¡Dejadme vivir! Geología, Paleontología, Ecología, Educación.

Enrique Gil Bazán.
Doctor en Ciencias Geológicas (Paleontología).
Dpto. Biología y Geología. IES Ramón y Cajal (Zaragoza)
Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Diputación General de Aragón.
Zaragoza, Aragón, España.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Eso no es ecologismo.



Mezquita Azul de Estambul (Turquía).
 Es muy difícil ver esta preciosa
 vista sin la multitud de barcos petroleros detrás.
Lo bien que quedaría por ahí, protestando,
 cualquier barquito de Greenpeace.

     Cuando se asalta un granja de en la provincia de Teruel, en concreto en Sarrión, y se sueltan miles (unos 10.000) de visones al monte argumentando que hay que liberar a los pobres animalitos en nombre del ecologismo, perteneciendo además  a la sección animalista de Ecologistas en Acción, eso, no es ecologismo. Cuando se pone un gigantesco cartel en el suelo, junto a las pistas de Nazca, en Perú, deteriorando así uno de los patrimonios mundiales más importantes del planeta, eso, no es ecologismo. Cuando se impide o protesta por la instalación de un par de aerogeneradores para dar luz pública en un pueblo subdesarrollado de la sierra de Javalambre con la intención de pagar menos electricidad, eso, no es ecologismo.
Actuación reivindicativa de Greenpeace junto a las pistas de Nazca, Perú, en diciembre de 2014.
     
Rastro dejado por los vehículos utilizados por los reivindicativos miembros de Greenpeace junto a las pistas de Nazca (Perú). ¡Y nosotros preocupándonos por el destrozo de los motoristas por el monte! Pero claro, a lo Maquiavelo, "el objetivo justifica los medios"...

     Ecologismo sería ver algún moderno barco de la flota de contaminantes barcos de Greenpeace en el mar de Mármara,  justo al lado de la costa de Estambul, en Turquía, protestando por la descomunal contaminación de miles y miles de petroleros a los que se les permite que “limpien” sus cámaras interiores echando sus porquerías al mar. Eso sí sería ecologismo, y no lo que hacen. Y sería un ecologismo responsable, ya que todo el mundo comprendería que esa gente se jugaba el pellejo, ¡pero de verdad!, al enfrentarse a las poco contemplativas autoridades turcas en defensa de sus ideales. Pero, claro, allí no, ¿verdad? Es más fácil enfrentarse con la armada española, dotada con tirachinas y a la vez repartiendo bocadillos, frente a las costas canarias para oponerse a la prospección petrolera. Será que ellos les echan a sus barcos para que funcionen el biogás de sus defecaciones... ¿Se habrán planteado alguna vez estas gentes gracias a qué viven como viven? No tienen ni idea, o demasiada idea tal vez ocultando oscuros intereses, pues no saben que respetar y defender a la naturaleza no debe estar reñido con un uso responsable y solidario de la misma. No representan ni a la ecología ni al ecologismo. Son nada, o como mucho un circo mediático que alguien paga muy bien.

2 comentarios:

  1. Sobre algunas cosas de las que dices se puede discutir, pero tengo dos cosas muy claras: 1, que con el modelo económico actual -que defiendes, voluntariamente o no- ni se ha producido, ni se produce, ni se va a producir un "uso responsable y solidario" de la Naturaleza. Por tanto, o lo cambiamos de forma que, verdaderamente, conjuguemos los intereses humanos y la conservación del medio sin creernos que tenemos derecho a todo lo que hay en este planeta, o por el camino actual vamos cuesta abajo y sin frenos. 2, que si no fuera por el esfuerzo y las actuaciones de esas organizaciones que mencionas y otras muchas estaríamos en muchos lugares del planeta, ambientalmente hablando, mucho peor de lo que estamos ahora. Tanto, que incluso más de una persona de las que desprecia la conservación del medio ambiente y ve todo lo que hay en él (incluidas las personas) como algo con lo que hacer negocio, igual se llevaba las manos a la cabeza.

    ResponderEliminar
  2. A "Anónimo": El "modelo económico actual", a pesar de sus muchos defectos y servidumbres, es que permite, por ejemplo, que tú y yo estemos ahora mismo comentando con un ordenador estas cosas "tan importantes" para la vida de unos pocos millones de personas del planeta. Otros muchos se están preocupando por no coger el ébola o qué comerán hoy o mañana. Nostros no, tecleando..., eso sí, con mucha conciencia social y medioambiental, claro!¡Ypor supuesto que un uso solidario y responsable con la naturaleza se puede conseguir! Fundamentalmente a través de la educación y el decir claro y alto que las astracanadas de esos grupos llamados "ecologistas" no permiten a nadie ver una salida alternativa al problema. Hacen lo mismo que muchos a los que critican, o más, pues muchísimos no pueden permitirse el lujo de ir a salvar ballenas al Ártico, pues se preocupan más de llegar a fin de mes. Esta gente no, pues "viven" de hacer esas "actuaciones" ejemplares, donde les conviene, claro... La ecología es mucho más que eso. Tener conciencia ecológica, y solidaria, exige conocimientos previos sobre el tema y después intentar decirle a la gente cual es la alternativa ecológica para hacer cosas tan habituales como tener reservas de agua, viajar a lugares de larga distancia, tener calefacción (¿o estás ahora, anónimo, con la ventana abierta en tu casa tecleando?), comer productos higienizados industrialmente, tener luz en pueblos remotos a los que se niegan a llevar cableado aéreo y mucho más a poner aerogeneradores (que estropean el paisaje,...), o miles de ejemplos más. Para no ir "cuesta abajo y sin frenos", por favor, dime a qué estás dispuesto a prescindir de tecnología actual en tu vida y luego seguimos hablando. ¿Será que tiene la culpa el modelo económico actual...? PD.: ¡Por favor, otra vez dí quién eres. Me gusta saber a quién le hablo!

    ResponderEliminar